16 de septiembre de 2010

Se agrandó el maní

Comenzó la XXV Jornada nacional del maní en el Club Defensores de esa localidad organizado por el INTA General Cabrera –Córdoba–.

Ricardo Pedelini, jefe del INTA General Cabrera, explicó que la jornada “está organizada en cuatro bloques de trabajo: carbón de maní, tecnología de producción, fisiología del cultivo y economía. Habrá disertaciones, debates y pósteres de los resultados de las últimas investigaciones realizadas en el país y demás temas de actualidad que competen a la actividad manisera en general”.

Así, los interesados podrán asistir a disertaciones en temas clave como el carbón de maní, los fungicidas curasemillas, las buenas prácticas y sustentabilidad integral, efectos de la fecha de siembra de dos genotipos de maní sobre rendimiento y calidad, entre otras investigaciones y temáticas de interés. (ver programa)

Pedelini se refirió a la producción nacional de maní e indicó: “En Argentina se siembran anualmente entre 250 y 300 mil hectáreas con maní, de las cuales entre el 85 y 90 % son en Córdoba. El rendimiento promedio oscila entre 2,8 y 3,3 toneladas de maní en vainas por hectárea, lo que representa entre 500 y 700 mil toneladas anuales de granos”.

Por su parte, según un informe de la Dirección Nacional de Alimentos dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, la Argentina se ubica dentro de los tres principales exportadores mundiales de maní de alta calidad o maní confitería con China y Estados Unidos Los principales destinos de los embarques resultaron los Países Bajos (61 %), Canadá (13 %) y el Reino Unido (5 %).

Los lotes que cumplen las exigencias de limpieza, tamaño y sanidad adecuadas se destinan a la exportación como maní confitería y/o elaboración de pasta de maní. El resto de la producción se envía a la molturación y consiguiente obtención de aceite de maní, un producto poco consumido por el consumidor local pero con una importante demanda internacional.

“Actualmente, los cultivares disponibles en el mercado argentino pertenecen en su totalidad al tipo Runner alto oleico, una característica muy deseada por los mercados compradores, ya que la elevada relación oleico/linoleico otorga a estos maníes mayor perdurabilidad de los caracteres organolépticos”, concluyó Pedelini.