22 de febrero de 2016

Rogelio Fogante, un emblema del INTA para el agro argentino

En el marco de la recorrida por emprendimientos con agregado de valor en Córdoba, autoridades del INTA anunciaron que se realizará un homenaje al impulsor de la siembra directa en el país, fallecido recientemente.

  • 0

De formación ingeniero agrónomo, Rogelio Fogante inició sus pasos en el INTA Marcos Juárez –Córdoba– y fue el puntapié para los ensayos que le dieron origen a la siembra directa. En el marco de una recorrida por emprendimientos con agregado de valor en Córdoba, las autoridades del INTA anunciaron que en abril se realizará un homenaje a este investigador que, preocupado por el uso sustentable de los recursos naturales a largo plazo, transformó el agro argentino.

“Fue un referente y, como persona, tenía muchas cualidades, pero sobre todo era muy observador y reflexivo”, describió Marcelo Tolchinsky, director del INTA Marcos Juárez. Además, destacó el aporte que Fogante realizó al mejoramiento genético del trigo al obtener la primera variedad con una estructura genética innovadora.

“Fue denominada Marcos Juárez INTA y tuvo una amplia repercusión en todo el país”, recordó Tolchinsky.

En abril, mes en que se recuerda el aniversario de nacimiento de Fogante, el INTA junto con la Municipalidad de Marcos Juárez llevarán a cabo una ceremonia para homenajear su trayectoria y le asignarán su nombre a un lugar de la ciudad.

Autoridades del INTA anunciaron que en abril se realizará un homenaje a este investigador que transformó el agro argentino.

Historia de vida

Durante la década del sesenta, Fogante se desempeñó como investigador y extensionista del INTA Marcos Juárez, actividad que le permitió acercarse a la realidad de los productores pampeanos y comenzar a buscar nuevas alternativas agrícolas. En este tiempo, también trabajó junto con Norman Bourlag, pensador de la Revolución Verde, y premio Nobel de la Paz por su aporte al mejoramiento genético del trigo que salvó a millones de personas de la hambruna en India.

“En el INTA, inició su trabajo como mejorador y tuvo mucha responsabilidad en el desarrollo de las primeras variedades de trigo en la Argentina, que tenían como base materiales mexicanos. Esto modificó radicalmente la composición genética del cereal, por variedades con mejor desempeño en ambientes de mayor fertilidad”, explicó Tolchinsky.

Según un comunicado de Aapresid, Fogante comenzó a aplicar la Siembra Directa en diciembre de 1976 y en 1980 ya contaba con 3.000 hectáreas bajo ese sistema y 16 productores que lo habían probado en la zona de Marcos Juárez. “Fue la primera siembra que surgió como cultivo comercial en una producción relativamente pequeña”, afirmó el artículo.

En 2001, Fogante fue socio fundador de Bioceres, compañía dedicada a la investigación en biotecnología y mejoramiento genético que el año pasado obtuvo autorización para el desarrollo de una variedad de soja resistente a sequía. En 2003, recibió el premio a la Excelencia Agropecuaria La Nación-Banco Galicia en la categoría “Mejor Agricultor”.

Foto de tapa Aapresid http://www.aapresid.org.ar/