13 de noviembre de 2012

Entre Ríos Alimenta, una feria condimentada con valor agregado

Finalizó la exposición provincial dedicada a los alimentos y el INTA le dio sabor con experiencias agroalimentarias de la región, marcadas por procesos de agregado de valor en origen.

  • 0

Sin desmerecer al arroz con pollo, ese plato tan representativo de la provincia litoraleña, la comida tuvo su fiesta en Entre Ríos Alimenta, una exposición organizada por el gobierno provincial y la Facultad de Ciencias de la Alimentación de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), con el apoyo de INTA.

Realizada en la ciudad de Concordia, el menú de la feria incluyó conferencias, jornadas académicas y rondas de negocios que reunieron a más de 80 expositores y 200 empresas en representación de rubros productivos sumamente diversos: desde el sector avícola hasta las nueces, pasando por apicultura, lácteos, arroz, carne –bovina y porcina–, huevos, enlatados, cereales y alimentos en general.

“Creemos sumamente interesante acompañar esta exposición, destinada al trabajo de quienes elaboran productos agroalimentarios dando valor a la región, generando empleo y circuitos virtuosos en todo el territorio”, afirmó Ricardo Amavet, director regional del INTA en Entre Ríos. El organismo participó activamente de la exposición y presentó actividades y experiencias de agregado de valor en agroalimentos, desarrolladas en todo el territorio provincial.

Para Roberto Schunk, ministro de Producción de Entre Ríos, la feria fue “un hito en la historia de la provincia”, a la que consideró como una de las regiones “que más creció en materia de exportaciones, destacándose los productos agroindustriales”.

“Nos encontramos en el momento oportuno para realizar esta feria”, dijo el coordinador general de la exposición, Darío Echeverría, para quien “la provincia está invirtiendo para transformarse productivamente de una granja a una provincia agroindustrial”.

Tecnología a la carta

Desde las estaciones experimentales agropecuarias del INTA en Entre Ríos, así como desde el Centro de Investigaciones Agroindustria, la participación del instituto se destacó en distintas presentaciones.

Alejandra Ricca, directora del Instituto de Tecnología de Alimentos del INTA Castelar –Buenos Aires–, expuso las conclusiones de un trabajo que estudió la presencia de micotoxinas en el alimento balanceado y en huevos.

Aunque no se hallaron en los huevos, “sí hemos encontrado distintos tipos de micotoxinas en formas diferentes y proporcionales en las distintas dietas que se les suministra a los animales”, explicó la especialista.

“Es sumamente interesante acompañar esta exposición, destinada al trabajo de quienes elaboran productos agroalimentarios dando valor a la región”, afirmó Ricardo Amavet, director regional del INTA en Entre Ríos.

Según Ricca, es importante concentrarse en la calidad del alimento balanceado, porque “cuando parte con determinada presencia de micotoxinas, es muy probable que no encontremos micotoxinas en el huevo, por lo que no se genera un problema para su consumo”.

Las micotoxinas son hongos que tienen efectos negativos en los humanos, como inhibir la síntesis de proteínas, dañar el sistema inmunológico, los pulmones y causar irritación y alergia.

A su vez, técnicos del INTA Concordia presentaron trabajos referidos a tecnologías de poscosecha de frutas y hortalizas, la utilización de productos de bajo impacto en la huerta y procesamiento de alimentos. La unidad también organizó, junto con la municipalidad de esa ciudad, una muestra fotográfica por sus 100 años de vida, en la que se proyectaron videos históricos del centenario. Asimismo, un espacio de intercambio reunió a 62 emprendedores e instituciones de esa zona, donde pudieron dar a conocer productos apícolas, panificados, licores, dulces y mermeladas.

Junto con el INTA Paraná, la Cooperativa de Trabajo El Espinal Limitada, integrada por pequeños apicultores de ese departamento, mostró su producción de miel orgánica y expuso cómo lograron aumentar sus ingresos y posicionar a la actividad apícola como su principal fuente de ingresos.

Desde el área de Arroz del INTA Concepción del Uruguay, se presentaron trabajos en mejoramiento de variedades de arroces especiales, con destino a comidas típicas de distintas partes del mundo y a usos alternativos de este cultivar. Por otra parte, se dieron a conocer resultados se investigaciones sobre el impacto del destete híperprecoz en la calidad de la carne de vacas de refugo y la evaluación de los beneficios potenciales de la producción de carne de alta calidad con terneros machos de razas lecheras.

 

Alejandra Ricca, directora del Instituto de Tecnología de Alimentos del INTA Castelar