10 de diciembre de 2014

En Cuyo, la agricultura familiar tiene casa propia

Presente en todas las regiones del país, el IPAF inauguró la nueva sede en San Juan. En la región, el sector comprende más de 28.000 unidades productivas, lo que representa el 55 % de los agricultores familiares.

  • 1

En Cuyo, la agricultura familiar está vinculada a la producción agropecuaria y agroindustrial de escala, con énfasis en la vitivinicultura, y está representada por emprendedores de base familiar que constituyen el 55 % de las explotaciones agropecuarias de la región. Las tecnologías apropiadas, la caracterización de la región y el fuerte impulso a los recursos hídricos son algunas de las líneas de acción que desarrolla este IPAF, cuya nueva sede se ubica en el departamento de San Martín –San Juan–.

Con una superficie total de más de 500 metros cuadrados, el predio rescata la naturaleza del lugar. Para su construcción, se utilizaron materiales de la región y se implementaron técnicas relacionadas con las prácticas sustentables y el uso de energías renovables, como la incorporación de acumuladores solares para la provisión de agua caliente.

En los últimos 10 años, el INTA desarrolló en San Juan obras de infraestructura por la suma de 26 millones de pesos, en una superficie de 3.600 metros cuadrados. Para los próximos dos años, se proyectan nuevas inversiones en la provincia, que incluyen tres nuevas agencias de extensión rural, en las localidades de Pocitos, Iglesias y Valle Fértil.

En el auditorio de la nueva sede, 300 personas se reunieron para festejar los 58 años del INTA y recordar que desde 1956, esta institución deja una huella en el territorio argentino y defiende los derechos del sector agroalimentario y ganadero, además de aportar herramientas para generar un aumento en la calidad de vida de los productores y de su familia. De la inauguración participaron José Luis Gioja –gobernador de San Juan–, Marcelo Alos –ministro de la Producción de la provincia–, Pablo Sandisabal –intendente de San Martín–, Francisco Anglesio, José Catalano y Eliseo Monti –presidente, vicepresidente y director nacional del INTA, respectivamente–.

En cuanto al rol del organismo en la región, Gioja consideró que “el INTA es un actor clave para la agricultura familiar de San Juan”. En ese contexto, se refirió a la importancia de la nueva sede del IPAF: “Estoy orgulloso de participar de esta inauguración y nos sentimos parte de este instituto, porque la agricultura familiar representa al campo, ese campo que trabaja fuertemente para producir en San Juan”.

Por su parte, Anglesio remarcó: “Inaugurar el nuevo edificio del IPAF, uno de los cinco institutos del INTA para la agricultura familiar, refleja la visión estratégica de nuestro organismo y una política signada por el estado nacional”. Y agregó: “Trabajamos fuertemente por un agente que ha sido invisibilizado durante muchos años: el productor de la agricultura familiar”.

El presidente del INTA explicó que “promover la agricultura familiar es hablar de maquinarias apropiadas para sus producciones, energías renovables, desarrollos tecnológicos de bajo costo para su fácil acceso y, fundamentalmente, la generación de empleo para la región”.

Asimismo, Monti señaló que “la apertura de este quinto instituto es un hito para nuestro instituto”. Al tiempo que observó: “Hay una decisión política del Gobierno Nacional y del INTA para priorizar y fortalecer a este sector que representa al 55 % de los agricultores que poseen entre 2 y 5 hectáreas”.

“Es necesario priorizar las actividades de investigación dirigidas al desarrollo de tecnologías apropiadas para los sistemas productivos de la región y que estén dentro de la realidad del productor”, aseguró Monti para quien: “Trabajamos para mejorar la calidad de vida del agricultor y generar más oportunidades en la región para contribuir con el arraigo”.

En San Juan, la agricultura familiar representa el 41 % de las unidades productivas. En este sentido, Sandisabal aseguró: “Estoy orgulloso de tener el primer IPAF de la región porque defiende el trabajo de los productores agrícolas y de su familia”.

El Centro Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar (CIPAF) se creó en el 2005 con la misión de generar, adaptar, rescatar y validar tecnologías apropiadas para el desarrollo sostenible de la agricultura familiar. Para eso, cuenta con cinco institutos en cada una de las regiones del país: NEA, NOA, Patagonia, Pampeana y Cuyo.

Según Monti: “Es necesario priorizar las actividades de investigación dirigidas al desarrollo de tecnologías apropiadas para los sistemas productivos de la región”.

Con espacio propio

La región de Cuyo registra 28.236 unidades productivas de agricultores familiares, lo que representa el 55 % de las explotaciones agropecuarias. Y, como sucede en otras regiones del país, este sector ocupa el 10 % del total de la superficie.

El plazo de ejecución de obra para la sede del IPAF fue de 15 meses y el presupuesto total fue de 5 millones de pesos. Según Víctor Di Tella, presidente del CIPAF, “este día corona un trabajo articulado entre distintas instituciones y simboliza el esfuerzo y compromiso de los técnicos del INTA en esta región y la promoción del desarrollo rural y de la agricultura familiar”.

Por su parte, Andrea Maggio, directora del CIPAF, sostuvo: “Este acto deja a la vista no sólo la relevancia que se le da a la agricultura familiar en la región, sino un modo de gestionar los recursos del Estado a favor de este sujeto social, económico y cultural”.

Además, el acto contó con la presencia de José Gudiño –director del Centro Regional Mendoza-San Juan– y Alfredo Romano –director del IPAF Cuyo–, entre otras autoridades nacionales, provinciales y locales, representantes de organismos de cooperación técnica, organizaciones y productores de la agricultura familiar, técnicos del INTA, del INTI y del Ministerio de la Producción de la provincia de San Juan.