18 de mayo de 2012

El INTA y el Conicet, socios que fortalecen la ciencia argentina

El titular del INTA, Carlos Casamiquela, recibió a su par del Conicet, Roberto Salvarezza, durante su primera visita oficial para profundizar los trabajos conjuntos entre ambos organismos.

  • 0

“Somos compañeros de ruta en esta aventura en que la Argentina aplica ciencia y tecnología”, expresó Roberto Salvarezza, flamante presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), durante una reunión con las autoridades del INTA, que constituyó su primera visita oficial a un organismo científico-técnico.

Carlos Casamiquela y Francisco Anglesio, presidente y vice del organismo dependiente del Ministerio de Agricultura de la Nación, recibieron al funcionario junto con el director nacional del instituto, Eliseo Monti. “Siempre tuvimos una relación cordial, pero ahora vamos a definir una agenda común y trabajar juntos en algunos ejes prioritarios, así como intercambiar visiones de prospectiva sobre escenarios futuros”, dijo Casamiquela.

Para el titular del INTA, quien hizo referencia a siete proyectos de investigación que ese organismo emprendió junto con su par brasileño Embrapa, existen claros mensajes de apoyo gubernamental “para que revitalicemos la ciencia y la técnica en la Argentina, para lo que debe considerarse que el aumento de presupuestos registrado en los últimos años nos permite incorporar personal calificado y aumentar las inversiones en laboratorios y moderno equipamiento como nunca antes había sucedido”.

Salvarezza: “Tenemos que complementar el conocimiento y las capacidades del INTA y del Conicet para que el país pueda avanzar".

“Queremos mostrar que el Conicet y el INTA no están aislados, sino que forman parte del sistema de ciencia y tecnología argentino junto con otros institutos técnicos y universidades”, añadió Casamiquela.

Por su parte, Salvarezza señaló: “La articulación es una de las políticas centrales que quiero ejecutar desde el Conicet. Tenemos que utilizar nuestro conocimiento y capacidades para que el país pueda avanzar y tenemos que complementarnos; no somos competidores, somos socios”. Además, precisó que se trabajará en “una agenda de temas que el INTA tiene como prioridades y en los que podríamos aportar con recursos humanos y algunas de las herramientas que disponemos. Tenemos que explorar esas herramientas y las necesidades y ver cómo articular nuestros instrumentos con el INTA”.

Los dos presidentes coincidieron en los lineamientos generales que compondrían la agenda común, entre los que se destacaron los desarrollos biotecnológicos aplicados al mejoramiento de cultivos. Los funcionarios confían que esa interacción fortalecerá los proyectos desde las etapas de la ciencia básica hasta la transferencia de los conocimientos. En ese contexto, el Conicet cuenta con la posibilidad de apoyar fundamentalmente desde la excelencia investigativa. “Podemos formar más recursos humanos en la medida en que más instituciones los necesiten, no para ser absorbidos por el Consejo. Por eso es importante que encontremos ecos en organismos como el INTA”, dijo Salvarezza.