Sustentabilidad y resiliencia | 18 de octubre de 2019

El INTA liderará un proyecto para manejo y restauración de bosques

En el marco de una convocatoria internacional, investigadores del INTA Salta presentaron un proyecto para promover el aprovechamiento del bosque nativo chaqueño, que fue seleccionado por el programa EUROCLIMA+ de la Unión Europea y recibirá 960.000 euros para su implementación territorial.

  • 0

El Gran Chaco Americano es la región forestal tropical seca más grande del mundo, con una superficie de más de 1.100.000 kilómetros cuadrados, distribuidos en cuatro países: Argentina (62,19%), Paraguay (25,43%), Bolivia (11,61%) y Brasil (0,77%). Esta ecorregión alberga una gran biodiversidad y, en la actualidad, es uno de los puntos del planeta con mayor incidencia de deforestación para la transferencia de tierras a la actividad agropecuaria.

En el marco de una convocatoria internacional, investigadores del INTA Salta presentaron un proyecto para promover el aprovechamiento del bosque nativo chaqueño, que fue seleccionado por el programa EUROCLIMA+ de la Unión Europea entre más de doscientas propuestas y recibirá 960.000 euros para su implementación en 32 meses. La iniciativa busca que las comunidades locales de cinco áreas piloto de la región del Gran Chaco Americano puedan incorporar prácticas innovadoras orientadas a reducir la degradación del bosque y a desarrollar manejos productivos sostenibles. El proyecto se propone así fortalecer la resiliencia del sistema, a través de la disponibilidad de información, apoyo técnico y organizacional.

Con relación al objetivo, Gonzalo Bravo, investigador del INTA Salta y director del proyecto, señaló: “El proyecto busca que las poblaciones que habitan y viven del bosque en la región del Gran Chaco mejoren sus capacidades de adaptación a los efectos del cambio climático; concretamente, a nivel de predio se busca que pequeños productores adopten e implementen manejos ganaderos donde el bosque está presente”.

Entre las tecnologías que se trabajarán, se destaca la metodología promovida por el INTA Manejo de Bosque con Ganadería Integrada (MBGI). Este modelo propone políticas de manejo de uso múltiple del bosque que incluyen productos forestales madereros, no madereros y ganadería integrada, en pos de promover la producción sostenible en áreas sensibles desde el punto de vista socioambiental.

En el caso de comunidades originarias, Bravo explicó que el proyecto se propone fortalecer las estrategias de uso múltiple del bosque, que esos actores desarrollan como medio de vida. “También se busca mejorar las capacidades de los actores para identificar, diagnosticar y planificar estrategias de adaptación que superan la escala de predio y que involucran espacios territoriales locales donde los efectos del cambio climático producen consecuencias negativas para sus pobladores”, argumentó.

Entre las tecnologías que se trabajarán, se destaca la metodología promovida por el INTA Manejo de Bosque con Ganadería Integrada (MBGI). Este modelo propone políticas de manejo de uso múltiple del bosque que incluyen productos forestales madereros, no madereros y ganadería integrada.

De igual modo, Bravo apuntó que se busca mejorar las capacidades de los actores públicos para diseñar e implementar políticas de mitigación y adaptación a escala de la gran región chaqueña. “Todos estos objetivos abonan a mejorar la capacidad de gobernanza de los actores de la región chaqueña frente al cambio climático en una de las regiones del mundo más vulnerables a sus efectos”, resumió.

Al respecto, José Minetti, director del Centro Regional Salta-Jujuy del INTA, señaló que “la iniciativa representa un virtuoso ejercicio de articulación institucional con otras unidades del INTA de las provincias de Córdoba y Santiago del Estero, potenciado al mismo tiempo por la vinculación interinstitucional e internacional”.

Para Minetti, “el proyecto pretende la generación de conocimientos, validación de tecnologías y, en definitiva, innovar para el desarrollo productivo en ambientes de Bosques Nativos”. “Busca visibilizar la producción pecuaria en una actividad compatible con la conservación y restauración de ambientes boscosos que, además de ofertar bienes o productos comercializables, brindan fundamentales servicios ecosistémicos para toda la sociedad”, añadió.

El proyecto se aplicará, a escala piloto, en las localidades de Santa Victoria Este (Salta), San Alberto y San Javier (Córdoba), Figueroa (Santiago del Estero), Villa Montes (Tarija, Bolivia) e Irala Fernández (Presidente Hayes, Paraguay).

Plan de acción

El proyecto será implementado por un consorcio internacional de instituciones, que tiene al INTA (Argentina) como socio principal y al Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA), la Empresa Brasileira de Pesquisa Agropecuaria (EMBRAPA) y la Fundación Naturaleza Tierra y Vida (NATIVA) de Bolivia como miembros del consorcio.

Cuenta también con la asistencia del Programa Cooperativo para el Desarrollo Tecnológico Agroalimentario y Agroindustrial del Cono Sur (PROCISUR). El proyecto se ejecuta en el marco del Programa EUROCLIMA+ financiado por la Unión Europea.

Asimismo, el proyecto trabaja en las escalas de paisaje, regional –Gran Chaco Americano– y gobernanza y conciencia social, esta última transversal a los demás ejes de acción.

La primera escala de implementación del proyecto es la predial y está dada por los sitios donde se realizarán las experiencias piloto con los productores (agricultores familiares, comunidades originarias y capitalizados). Las áreas piloto para el trabajo en territorio serán en las localidades de Santa Victoria Este (Salta), San Alberto y San Javier (Córdoba), Figueroa (Santiago del Estero), Villa Montes (Tarija, Bolivia) e Irala Fernández (Presidente Hayes, Paraguay).

Desde marzo, participantes de todas las instituciones del consorcio, potenciadas por el aporte de ONG, universidades nacionales y centros de investigación, conforman un sólido equipo interdisciplinario que hace suyo el objetivo del proyecto y ya realizan actividades en todas las áreas piloto y en cada una de las escalas previstas.

También puede interesarte

11 de noviembre de 2019

INCUNTA: un laboratorio de punta

11 de noviembre de 2019

Cartografía con valor agregado