28 de junio de 2012

Don Bastías: el primer orégano argentino

Buena tolerancia al estrés hídrico, crecimiento uniforme, estable y rendimientos de materia seca 24% superior a otras poblaciones caracterizan a esta nueva variedad.

  • 0

El INTA La Consulta –Mendoza– junto con la Universidad Nacional de Córdoba presentaron la primera variedad monoclonal de orégano argentino: Don Bastías. Se destaca por su crecimiento uniforme, planta compacta, floración tardía y alto rendimiento de biomasa fresca y seca y buena tolerancia a condiciones ambientales adversas: características que lo posicionan en el mercado  como un producto homogéneo y con calidad diferencial.

Pablo Bauzá, investigador del INTA y obtentor del nuevo cultivar explicó que es un orégano que pertenece a la especie Origanum vulgare sp., es de tipo compacto, de floración tardía y uniforme.

La variedad seleccionada se diferenció del resto por su buena tolerancia a estrés hídrico y su alto rendimiento de biomasa fresca y seca. “Comparado con otros del mismo tipo, Don Bastías produjo 30% más de biomasa fresca y 24% más de biomasa seca por hectárea, con rendimientos superiores a 3.000 kilogramos de producto limpio y terminado”,  detalló el especialista.

Seleccionado luego de seis años de evaluación, Don Bastías fue recientemente inscripto en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares del INASE –Instituto Nacional de Semillas–. Su comercialización se realizará mediante los viveros de la zona.

Bauzá: "La variedad seleccionada se diferenció del resto por su buena tolerancia a estrés hídrico y su alto rendimiento de biomasa fresca y seca".

El aroma de la rentabilidad

Ricardo Piccolo, director del INTA La Consulta, destacó la importancia de contar con la primera variedad estable y caracterizada de orégano. “Este avance contribuye a agregarle valor al cultivo y lo convierte en una herramienta de diferenciación para mejorar la rentabilidad de sus negocios”.

La obtención de Don Batías –señaló Piccolo– generó la “consolidación de investigadores y extensionistas en un grupo que trabaja para mejorar las condiciones de competitividad de los pequeños productores”.

Del proyecto participó Lorena Torres, bióloga de la Universidad, quien luego evaluar las mejores 12 líneas monoclonales de orégano seleccionó la que ahora fue identificada. “Para identificar un cultivar que no había sido caracterizado en el país consideramos hábito de crecimiento de la planta –erecto o rastrero–, momento de floración, tipo de inflorescencia, color de flores, tallo y hojas”, expresó.

“Sin dudas, es un logro importante –dijo Torres– para una aromática que hasta ahora se definía por su procedencia –cordobés, mendocino– o por sus características físicas”.

En cuanto a sus características, se destaca para la comercialización por la ausencia de coloración violácea o amarronada en tallos, hojas y brácteas. “Con prácticas de cosecha y poscosecha adecuadas esta variedad mantiene la coloración verde sin alteraciones”, explicó Bauzá y agregó: “Esto es importante debido a que el orégano a granel se vende por color”.

En la Argentina, el orégano se cultiva por poblaciones sin diferenciación varietal. “Con esta variedad monoclonal –multiplicada por esquejes– homogeneizamos la producción desde la plantación y cosecha hasta la obtención del producto final”, indicó Bauzá.

Pablo Bauzá, investigador del INTA

Lorena Torres, bióloga de la Universidad Nacional de Córdoba