24 de junio de 2011

Nuevo dispositivo: con el ‘facón’ entre los surcos

El INTA desarrolló un sistema que permite optimizar la distribución de semillas y fertilizantes durante la siembra.

Este dispositivo –denominado Facón– permitirá optimizar los procesos, mediante la incorporación de una carga aplicable –resortes– en los trenes de distribución de semillas en máquinas sembradoras y fertilizadoras. El sistema será desarrollado comercialmente por la empresa Schiarre S.A.

Oscar Pozzolo, director del Instituto de Ingeniería Rural (IIR) del INTA, destacó que el desarrollo de un sistema mecánico de carga constante permitirá que los trenes de distribución de semillas mantengan siempre la misma carga, lo que ayuda a conseguir la máxima estabilidad en cualquier posición de trabajo, independientemente de las irregularidades del terreno.

El presidente de Schiarre, Oscar Chagal, puntualizó que “la empresa está orgullosa de trabajar junto al INTA ya que nos permite desarrollar esta tecnología innovadora debido a sus prestaciones y la simplicidad que caracterizan a este dispositivo”.

Esta tecnología presenta características únicas en el país. “Las innovaciones en sembradoras directas presentan una alta importancia en los sistemas productivos de la Argentina, ya que caracterizan nuestra producción. Este tipo de desarrollos son los que permiten mantener un liderazgo internacional en la temática”, explicó Juan Pablo D’Amico, investigador del IIR Del INTA Castelar –Buenos Aires–.

El técnico puntualizó que este logro permitirá una mayor eficiencia y uniformidad de implantación, especialmente bajo condiciones difíciles, como elevada irregularidad del microrrelieve y abundante cobertura de rastrojo. “El dispositivo, que podrá utilizarse en máquinas para siembra fina y gruesa, se instala en los trenes de distribución de semillas y fertilizantes”, dijo.

Este sistema, que equipará  toda la gama de sembradoras de la marca –Schiarre–, es el resultado de un trabajo de investigación que tuvo como principal objetivo lograr la “rápida adopción de una solución tecnológica sencilla y efectiva para solucionar los problemas de inestabilidad de cargas que presentan las sembradoras de fabricación nacional”, expresó D’Amico.

La construcción reemplazaría a sistemas más complejos como los neumáticos y los hidráulicos lo que permitiría una mejor calidad de siembra, mayor eficiencia de implantación, en menor desgaste y rotura de los componentes del tren de siembra. Además, esta innovación representa una oportunidad para el desarrollo de la industria nacional debido a que es un producto que no demanda un aumento en los costos de fabricación.

En detalle –resaltó el investigador del IIR– con el nuevo diseño el cuerpo de siembra logra hasta un 50% más de recorrido vertical lo que le confiere gran capacidad de paso aún en relieves con curvas de nivel y lotes sistematizados para arroz.

Por su parte, Pozzolo recordó que el IIR es pionero en estas acciones. “Generamos instrumentos que complementen las capacidades para fortalecer el crecimiento de la industria de la maquinaria agrícola”.