05 de noviembre de 2010

Una reunión de buena cepa

Colores, sabores, aromas, taninos, gustos… Para entender mejor cada uno de estos atributos el INTA organiza UCOVIN en el Valle de Uco –Mendoza–.

El vino es clave para la economía del país ya que, según el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), la Argentina posee una superficie cultivada de 228.575 ha, 1.341 bodegas, más de 2.592 M kg. de uvas cosechadas y 1.375 M lt. de vinos elaborados. En septiembre el consumo interno fue de 876.425 hl y se exportaron 230.667 hl. de vino y 8.331 Tn de mosto.

En este contexto UCOVIN se realizará el 6 de noviembre en el camping “La Trucha Tranqui”, ruta 94, La Quebrada, Tunuyán.

Horacio Peinado –técnico del INTA La Consulta, Mendoza– explicó que “esta exposición tiene degustaciones dirigidas –con carácter pedagógico– de los mejores vinos de la cosecha del año, que son probados y evaluados por especialistas locales y nacionales”.

“Las bodegas presentan sus muestras para que previamente sean catadas por los especialistas. De todo lo presentado quedan unas 15 bodegas seleccionadas para la etapa final que se realizará este sábado 6 de noviembre en UCOVIN, que reunirá más de 800 visitantes. Lo importante es que no se trata de una competencia entre bodegas sino de una forma de disfrutar de los buenos vinos que se realizan en este valle”, destacó Peinado.

Además, como parte de este encuentro, se realizó una jornada técnica en la que de 50 especialistas de bodegas y organismos técnicos trabajaron en torno a plagas que azotan el área vitivinícola, identificación de varietales y la certificación de huellas de carbono.

La UCOVIN es organizada por las unidades de Extensión y Desarrollo Rural  INTA La Consulta, Tupungato y Tunuyán,  conjuntamente con bodegas de la zona, entidades empresariales, los municipios de San Carlos, Tunuyán y Tupungato, y el Fondo Vitivinícola de Mendoza.

Valle de Uco

Es una región situada en Mendoza conformada por los departamentos de Tunuyán, Tupungato y San Carlos con una extensión total de 17.370 km2.

En un clima óptimo, con una altura promedio entre 1.000 y 1.300 metros sobre el nivel del mar, con suelos pedregosos y arenosos de excelentes drenajes hacen a este valle un lugar único y privilegiado para el cultivo de la vid, destacándose las variedades Semillón, Sauvignon Blanc y Chardonnay entres las blancas y Malbec, Merlot y Syrah entre las tintas. Aquí se alcanzan resultados de calidad para la producción de vinos calificados a nivel mundial.

  Más información:

Horacio Peinado – INTA La Consulta hpeinado@laconsulta.inta.gov.ar