15 de agosto de 2011

Una herramienta para multiplicar la eficiencia operativa

Técnicos del INTA presentaron el programa “CobCal v2.1” que calcula la cobertura vegetal de un lote en forma rápida, sencilla y eficaz.

La regulación de los equipos pesados en el campo, en general, está ligada a la cantidad de rastrojo, malezas o materia verde presente en el lote. Para caracterizar los diversos escenarios que se dan en un lote, los hermanos Ferrari del INTA Concepción del Uruguay –Entre Ríos– desarrollaron el software CobCal v2.1, una herramienta que calcula de forma rápida, sencilla y eficaz los porcentajes de cobertura.

Para Hernán Ferrari, especialista en mecanización agrícola de esa unidad del INTA, la cobertura vegetal es una de las variables que determina la aptitud operativa y de campo de la maquinaria agrícola, por lo que “la medición y el seguimiento aportan información que favorece la regulación de los equipos”.

CobCal basa su funcionamiento en la colorimetría –medición y cuantificación de colores–; es un aporte a la eficiencia operativa de la maquinaria agrícola y una herramienta para llevar un control más preciso de los factores sanitarios, poblacionales y productivos del cultivo en desarrollo.

Martín Ferrari, técnico y desarrollador del software, explicó que “el programa analiza fotos digitales de la superficie del lote, proyecta la porción aérea de la planta sobre el suelo, calcula y expresa en porcentaje el índice de cobertura”.

Cecilia Ferrari, especialista en ingeniería en calidad del INTA Concepción del Uruguay, puntualizó sobre la importancia de medir el nivel de malezas existentes en el lote, antes de la cosecha, para lograr una mejor calidad de trabajo de la maquinaria y del grano obtenido.

En este sentido, Hernán indicó que “el ingreso de material no deseado –como malezas– a la cosechadora entorpece el trabajo de los sistemas de corte, alimentación, trilla, separación y limpieza de la máquina”. Además, el mal funcionamiento produce un nivel mayor de daño en el grano, incorpora materia extraña en la tolva, genera más desgaste de cuchillas y puntones, reduce la durabilidad de los sistemas de transmisión y aumenta el consumo energético.

Asimismo, CobCal también es útil al momento de la siembra debido a que colabora con la determinación del crecimiento inicial de las plantas. “Una buena distribución de siembra, de acuerdo al stand de plantas previsto, sumado a un crecimiento inicial óptimo permite una mejor competencia contra las malezas”, expresaron los técnicos.

“Conocer la cobertura y distribución del rastrojo –agregó Cecilia– le permitirá al productor mejorar la distribución de la materia orgánica y, de esta manera, hacer más eficiente el trabajo de la máquina durante la siembra, además de aportarle información para evitar la erosión del suelo.”

Según ensayos realizados en esa unidad del INTA, en comparación con el método tradicional de cálculo –el de los cuadrados a campo–, CobCal v2.1 resultó más rápido y preciso en la estimación de los índices de cobertura vegetal.

El nuevo software está destinado a productores, contratistas, profesionales y estudiantes que requieran evaluar la cobertura vegetal del lote sobre el cual trabajarán. La aplicación está completamente disponible y puede descargarse desde  www.cobcal.com.ar.