Mercado internacional | 18 de diciembre de 2019

Somos Fibra exporta a Estados Unidos, Australia y España

Bajo la marca del INTA, los productos realizados por 400 familias campesinas y de pueblos originarios de Salta, Catamarca, Jujuy y Formosa, con recursos naturales autóctonos, técnicas ancestrales y diseño contemporáneo conquistaron tres continentes. Un logro que potencia el desarrollo económico del sector de la agricultura familiar.

  • 0

Con poco más de un año de trayectoria, Somos Fibra, la marca del INTA e INTeA S.A., no para de crecer y conquistar logros. Así, los premios, los nuevos espacios de comercialización y el posicionamiento se suman a la actual exportación de los productos realizados por 400 familias campesinas y de pueblos originarios con saber artesanal e identidad local al mercado internacional.

“Las artesanías de Somos Fibra estarán disponibles en las tiendas de las reconocidas ciudades de Denver –Estados Unidos–, Sidney –Australia– y Palma de Mallorca –España–”, confirmó Marcela Duhalde, responsable del área INTA Diseño y directora creativa del proyecto. En este punto, detalló: “Es un logro que potencia el desarrollo económico del sector de la agricultura familiar que, si todas las ventas se concretan, podríamos estar hablando de medio millón de pesos en este primer envío”.

Para Duhalde, “exportar es cumplir una parte importante del objetivo inicial del proyecto que fue potenciar el desarrollo económico de las comunidades rurales a partir de la valorización de los saberes ancestrales y de la identidad de cada territorio”.

Y agregó: “Trabajamos con artesanas, mayoritariamente mujeres, que pertenecen a la agricultura familiar, campesina e indígena y desarrollan sus producciones a partir de los recursos locales, con prácticas sustentables y en un marco organizativo que busca la inclusión con equidad”.

La producción de Somos Fibra se realiza a partir de los recursos locales, con prácticas sustentables y en un marco organizativo que busca la inclusión con equidad.

Por su parte, Diego Ramilo –saliente director nacional asistente de Transferencia y Extensión del INTA– ponderó el rol que ocupa el sector de la agricultura familiar, campesina e indígena y lo consideró trascendente como actor económico, productivo, político y social. “Producen los alimentos que consume el país y la región, al tiempo que generan ingresos a partir de acciones virtuosas de exportación”, señaló.

Con respecto a este último punto, Ramilo indicó que “el objetivo primordial es que estas actividades comerciales, enmarcadas en procesos sustentables, crezcan y se desarrollen en mercados más amplios en pos de favorecer económicamente la producción local y regional”.

Un logro abierto al mundo

Bajo la marca del INTA “Somos Fibra” y el asesoramiento del equipo de Diseño de la Dirección Nacional de Transferencia y Extensión del INTA, esta propuesta del INTA ofrece productos realizados por 400 familias campesinas y de pueblos originarios de Salta, Catamarca, Jujuy y Formosa, que parten de recursos naturales autóctonos y son tratados con técnicas ancestrales que cuidan el ambiente.

Alfombras tejidas en telar, accesorios tejidos con palma de carandillo, ruanas y ponchos en fibra de llama serán algunos de los productos de indumentaria y decoración que se ofrecen en el mercado nacional e internacional.

Somos Fibra ofrece productos de indumentaria y decoración en el mercado nacional e internacional.

Se trata productos realizados por artesanos rurales con la asistencia técnica del INTA que integran la sabiduría de las prácticas ancestrales con el diseño contemporáneo, en sintonía con los conceptos de producción y consumo sustentable.

Los interesados en adquirir los productos también pueden acceder a la tienda online o bien acercarse a las tiendas de diseño ubicadas en el Centro Cultural Recoleta, Fundación Proa, Hilton Buenos Aires y Anís, recientemente incorporada, ubicada en Honduras 6027, en el barrio porteño de Palermo.

También puede interesarte

12 de febrero de 2020

La presidenta del INTA en funciones

14 de febrero de 2020

Las papas del futuro no se oxidarán