30 de septiembre de 2013

Sistema silvopastoril, el camino para recuperar los bosques chaqueños

El 4º Congreso Forestal Argentino y Latinoamericano derribó viejas dicotomías entre conservación y producción. Organizado por la AFoA, la FAO, el INTA y el gobierno de Misiones, demostró que la gestión sostenible aporta un futuro posible.

  • 0

La conservación de los bosques nativos es una preocupación de larga data entre los ambientalistas y, luego de la sanción de la Ley 26.331 –conocida como de Bosques–, una obligación de todos los que viven y trabajan en regiones donde aún forman parte del paisaje.

En el 4º Congreso Forestal Argentino y Latinoamericano, que se desarrolló del 23 al 27 de septiembre en la ciudad de Iguazú –Misiones–, Carlos Carranza, del INTA Villa Dolores –Córdoba–, planteó el desafío de manejar sistemas silvopastoriles sobre bosques nativos, como el camino recomendable para recuperarlos y lo hizo con un ejemplo concreto: “El sistema silvopastoril sobre la región chaqueña no sólo es posible sino que es necesario”. La razón es que, de las 51 millones de cabezas de ganado bovino que hay en el país, allí se concentra el 21%.

El especialista destacó que la aplicación de este modo de producción sobre el bosque nativo implica un enfoque diferente al tradicional. “La definición clásica del silvopastoril hace hincapié en la estructura del sistema, en que en el funcionamiento debe favorecer interacciones positivas entre los componentes productivos y en diversificar producción, es decir, en las cuestiones económicas del sistema”, señaló Carranza.

Para que ese sistema de producción contribuya a la preservación y restauración del bosque nativo, el manejo debe centrarse en el bosque y no en el ganado. El especialista indicó que hay que “cambiar este concepto general de lo que se llama sistema silvopastoril por un esquema en que el ganado está dentro del bosque y lo que manejamos es el bosque, para permitir algo más de producción en uno de sus componentes”, en referencia a la cría bovina. Tampoco se trata solamente de un ordenamiento forestal, sino que incluye un componente que es la vaca, otro que es el forraje y un manejo ganadero.

De acuerdo con Carranza, los sistemas ganaderos chaqueños son “muy ineficientes y esa ineficiencia, normalmente, está relacionada a la degradación”. La mayor parte del bosque nativo chaqueño se encuentra ocupada por ganado bovino. “La falta de manejo del pastoreo ha llevado a grandes superficies del bosque chaqueño a situaciones de degradación crónica”, aseguró y agregó que esa es la razón por la cual “el sistema silvopastoril bien entendido es necesario”.

Verónica Rusch, del INTA Bariloche, explicó que “la biología de la conservación se pregunta cómo tiene que ser la calidad de un hábitat para que viva una cierta especie y a su vez cuál es el tamaño de la superficie de ese hábitat para que una población mínimamente pueda ser viable”.

Por otra parte, “la ecología del paisaje nos dice cómo tiene que estar ese hábitat distribuido para que tenga conexión”, agregó. La ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de protección ambiental de bosques nativos se desarrolló sobre este tipo de conocimientos, “que no siempre se ven reflejados en los planes de manejo”, consideró.

En este sentido, la especialista dijo que la propuesta del INTA para elaborar un plan de manejo del bosque es, para empezar, “pensar cuáles son los servicios ambientales que vamos a cuidar o que vamos, a conservar”. En primer lugar, qué se debe hacer en el predio para cuidar el agua. En segundo lugar, cómo resguardar el suelo, principalmente afectado por la erosión hídrica. El tercer punto es la biodiversidad.

El sistema silvopastoril sobre la región chaqueña no sólo es posible sino que es necesario. La razón es que, de las 51 millones de cabezas de ganado bovino que hay en el país, allí se concentra el 21%.

Gestión forestal para un futuro posible

Para dar respuesta a las necesidades e inquietudes del sector forestal nacional y regional, comenzó, en el marco excepcional del paisaje de la ciudad de Iguazú, el 4º Congreso Forestal Argentino y Latinoamericano. El encuentro técnico y científico organizado por la Asociación Forestal Argentina (Afoa), la FAO, el INTA y el gobierno de Misiones propone una agenda que aborda la innovación, la genética, la silvicultura, la bioenergía, el valor agregado a la industria forestal, el cambio climático, Ley de Bosques y el Plan 2020, entre otros temas.

La apertura oficial estuvo a cargo de Tomás Schlichter –del INTA y secretario científico del congreso–, Jorge Barros –presidente de la Asociación Forestal argentina (AFoA)–, Marcelo Sánchez –intendente de Puerto Iguazú–, Claudio Alvarez –titular del Ente de Turismo Municipal de la ciudad– y Alex Ziegler –diputado nacional y presidente del Aglomerado Productivo de Misiones y Corrientes.

Barros sostuvo que “este es un congreso que muestra a un sector con una gran fortaleza institucional, en diálogo responsable y con mucho trabajo conjunto” y agregó que “el sector productivo está presente en toda su cadena de valor junto al académico”.

En cuanto a la agenda del congreso, el presidente de AFoA adelantó que aborda “temas centrales para conservar produciendo, para producir conservando y mostrar avances hacia una actividad basada en el conocimiento, en el manejo sostenible de los recursos y que permita afirmar que la gestión forestal sostenible aporta a un futuro posible”.

Por su parte, Schlichter destacó el esfuerzo realizado por la organización para invitar disertantes de distintos lugares del mundo “que están en la frontera del conocimiento en temas que son muy sensibles y de mucha actualidad, haciendo cosas que no estamos tratando mucho en Argentina, como la biorefinerías pero también en cambio climático, la biodiversidad y el uso de los recursos”. El especialista consideró que esta la agenda del congreso representa “un salto de calidad”.

Profesionales, empresarios y cerca de 400 estudiantes de distintos puntos del país y de la región participan de 3 jornadas intensas en conocimiento y reflexión, con 16 disertaciones internacionales y 12 nacionales, más 120 exposiciones orales y 500 trabajos técnicos seleccionados.

En el marco de las conferencias plenarias que se llevaron adelante en el Centro de Convenciones Iguazú, luego de la apertura, José Stape, profesor de Silvicultura de la Universidad de Carolina del Norte –Estados Unidos– inauguró el ciclo de disertaciones con una presentación sobre las limitantes ambientales a la productividad forestal.