25 de julio de 2012

CITA 2012: reconocimiento para el INTA

El instituto recibió el primer premio en la categoría "Maquinaria agrícola para la agricultura familiar", por crear un robot para el control de plagas en cultivos bajo cobertura que protege la salud de los operarios.

  • 0

Técnicos del Instituto de Ingeniería Rural del INTA recibieron el primer premio del Centro Internacional de Innovación en Tecnología Agropecuaria (CITA), en el marco de la Exposición Rural de Palermo, en una ceremonia de la que participaron más de 600 personas entre autoridades del organismo, referentes del sector agropecuario, empresarios y funcionarios públicos.

El galardón, dentro de la categoría Maquinaria agrícola en pequeña escala para la agricultura familiar, fue para los especialistas Andrés Moltoni y Gerardo Masiá, creadores del robot Trakürniebla, en mapuche–, un sistema autónomo para el control de plagas en cultivos bajo cobertura que, además, protege la salud de los operarios al reducir su exposición a las aplicaciones. En total, 77 proyectos participaron del concurso.

Junto a los técnicos que recibieron el premio en representación de todo el equipo, también estuvieron presentes Oscar Pozzolo –director del Instituto de Ingeniería Rural–, Adolfo Cerioni –coordinador nacional de Vinculación Tecnológica del INTA– y Roberto Delafosse –gerente general de INTEA S.A., como presidente del comité de expertos– más los integrantes del consejo directivo institucional Alejandro Lahitte y Horacio Alippe.

Masiá subrayó que el logro fue gracias al trabajo de las áreas de electrónica y pulverización del instituto y afirmó que “hay todo un grupo de trabajo y como responsable del proyecto de pulverización, que uno de nuestros productos tenga este reconocimiento en los premios CITA habla del trabajo de haber pensado en una idea y haberla transformado en un producto concreto dentro de la cartera de proyectos del INTA y eso es también un motivo de orgullo para todos nosotros”.

La premisa del desarrollo de Trakür, explicó Masiá, partió de obtener productos de fácil adquisición que no estén disponibles en el mercado y que, además, sean de bajo costo. “Ya estamos en conversaciones avanzadas con la cámara de fabricantes de pequeñas maquinarias para, a través de una cooperativa, poder redondear la idea de su fabricación. Nos interesa que los talleres asociados en los territorios donde pretendemos que llegue esta tecnología sean quienes la desarrollen, fabriquen y vendan”, dijo el técnico del INTA.

“Es un logro de toda una trayectoria en la que venimos trabajando y estoy realmente orgulloso. Nos permite seguir en la senda de la innovación”, dijo Pozzolo, quien también señaló la importancia de la participación del INTA en esta clase de eventos: “Ojalá que cada vez podamos ser más los que se presenten a estos concursos y por supuesto que este tipo de cosas permiten posicionar a la institución ante la sociedad”. El director destacó que, además del premio, el hecho de que que el organismo haya recibido otras menciones y participado como finalista en otras categorías “es otro motivo que está indicando que estamos en la senda correcta”.

El prototipo premiado cuenta con un sistema de pulverización completo y autonomía suficiente para cumplir una jornada de trabajo, destacaron sus creadores, quienes también indicaron que posee un sistema de transmisión inalámbrico que lo monitorea en forma remota.

La edición 2012 de los premios CITA también hizo un segundo reconocimiento con una mención a una peladora múltiple de frutas, desarrollada por el Instituto de Investigación y Desarrollo para la Pequeña Agricultura Familiar del INTA (IPAF) en la región NEA.

De acuerdo con los organizadores de los Premios CITA, esta sexta edición consecutiva del premio representa “un estímulo y un reconocimiento consagrado y de trascendencia internacional para empresas e investigadores independientes”. De hecho, el comité de expertos que selecciona a los ganadores, compuesto por referentes en distintos rubros del sector, se propone destacar logros que contribuyan a “lograr la eficiencia productiva sustentable en el agro, en los rubros maquinaria agrícola, equipamiento, bioenergía y biotecnología”.

En esta línea, los galardones son entregados a “equipos técnicos que ponen su inteligencia en el descubrimiento y la aplicación”, así como a “los responsables de las instituciones públicas y privadas que definen las condiciones de posibilidad del desarrollo tecnológico”, señalaron desde el CITA.

Más sobre Trakür

Presentado durante la muestra INTA Expone Región NOA, realizada en Cerrillos –Salta–, Trakür despertó gran interés entre productores de pequeña y escala y medios de comunicación específicos del sector agropecuario.

El robot Trakür –"niebla", en mapuche–, un sistema autónomo para el control de plagas en cultivos bajo cobertura que, además, reduce la exposición de los operarios a las aplicaciones.

Moltoni explicó que se trata de “un vehículo autónomo, robusto, económico y que se traslada a través de un sistema filo-guiado o riel virtual: un cable que emite una señal y que el robot capta a partir de sensores”.

Asimismo, el especialista detalló: “Es eléctrico y se alimenta con una batería de 12V que le permite desplazarse a velocidades que van desde 1,4 a 4,2 kilómetros por hora. Además, posee una autonomía superior a ocho horas y una cámara a través de la que realiza el seguimiento remoto de la unidad”.

En la edición anterior, cuando CITA premió a la primera ternera bitransgénica del mundo que produce leche maternizada, Rosita ISA, este mismo equipo técnico también fue distinguido por el desarrollo de un sistema de monitoreo remoto de pulverizaciones que permite transmitir, en tiempo real, las variables relevantes en la aplicación de agroquímicos.

 

Foto: cortesía de www.agritotal.com.ar