20 de mayo de 2012

Para Casamiquela, Latinoamérica es “el proveedor de alimentos del futuro”

Así se expresó el presidente del INTA ante funcionarios y especialistas agropecuarios de toda la región, reunidos por un taller de la Red Innovagro en Buenos Aires.

  • 0

“El mundo reclama cada vez más alimento para su población. El problema no es que falte sino que está mal distribuido”, explicó Carlos Casamiquela, presidente del INTA, previo a la inauguración del seminario de la Red Innovagro, que se realizará en Buenos Aires del 21 al 22 de mayo, con el foco puesto en la agricultura familiar y la seguridad alimentaria.

En relación con la demanda nutricional que hoy requiere el mundo, Casamiquela destacó el rol de América Latina como “principal proveedor de alimentos a todo el planeta”, posición que se incrementará “fuertemente hacia el futuro”. 

“En nuestro país”, dijo, “producimos alimentos para más de 400 millones de personas y somos 40 millones, por lo cual tenemos un excedente productivo del 90 por ciento”. El presidente del INTA adelantó que, durante estas jornadas, se generarán los ámbitos de discusión apropiados para buscar respuestas.

Casamiquela dijo que “el INTA es una de las instituciones que tiene más capacidad para hacer aportes –más allá de la calidad– debido a que tiene un diseño que incorpora todos los aspectos metodológicos: desde la investigación hasta la extensión”.

El encuentro de Innovagro permite orientar políticas, estrategias e instrumentos para eliminar obstáculos que afectan a la agricultura familiar y a la seguridad alimentaria de la región, sin perder la identidad y heterogeneidad de cada lugar.

El INTA ocupa la vicepresidencia primera de la Red de Gestión de la Innovación en el Sector Agroalimentario (Innovagro). Actualmente, la red está conformada por 51 instituciones adheridas y 16 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, España, Guatemala, Holanda, México, Nicaragua, Perú, República Dominicana y Uruguay. En el caso argentino, además del INTA, participan de la red el Ministerio de Ciencia y Técnica, la Universidad Nacional de Quilmes y la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres.

Seguridad alimentaria

En Buenos Aires se realizarán talleres y seminarios con actores y especialistas de primer nivel, quienes enfocarán sus acciones en la participación y el compromiso de las organizaciones y países para consolidar una visión regional con presencia global.

“La seguridad alimentaria será uno de los ejes centrales, en los próximos años, de todos los países del mundo”, adelantó Casamiquela. Como contribución a esta problemática, el INTA junto con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación tiene una política institucional desde hace 20 años, continuada  y sostenida.

Hoy en la Argentina, mediante el programa Pro-Huerta, más de “3,5 millones de personas incorporan en su dieta lo que producen en sus casas”, aseguró el titular del organismo. Además de haberse adaptado exitosamente a otras naciones, el programa tiene presencia en todo el país y cuenta hoy con cerca de 630 mil huertas, 130 mil granjas y más de 3,5 millones y medio de beneficiarios.

Un aporte positivo

“Innovación” será la palabra más usada en este seminario, una suerte de piedra base sobre la que se construirán las conclusiones luego de que los países participantes de América Latina den sus posiciones sobre seguridad alimentaria.

En esta línea, Casamiquela  definió  Innovar como “la posibilidad de introducir un cambio en algo que genere un aumento en el bienestar de quien usa ese proceso: un aporte positivo”.

Este encuentro busca ser un  espacio para el entendimiento entre los países con un eje central puesto en la producción agropecuaria como un camino llano hacia la distribución de alimentos más equitativa.

 

AUDIO: Carlos Casamiquela