15 de marzo de 2011

Nueva desmalezadora: obtener ajo por ajo

El INTA desarrolló una cuchilla desmalezadora de empuje manual para chacras de hortalizas que permite reducir los costos casi tres veces.

José Luis Burba, coordinador del proyecto Ajo del INTA La Consulta –Mendoza–, destacó que “el objetivo era disponer de una herramienta liviana, de bajo costo de construcción y de alta eficiencia, para que pueda competir con los métodos tradicionales de labranza”.  

Esta herramienta –denominada CEM INTA– es un rediseño de una cuchilla desmalezadora de empuje manual que está compuesta por un chasis de dos manceras que se complementa con: una rueda guía, una platina fija, una platina móvil, un timón y una cuchilla.

En la producción de cultivos agrícolas, el desmalezado es una tarea central. “Si bien esta herramienta es tres veces más económica, es importante destacar que mediante el uso de un timón se evita el daño de las plantas cultivadas”, expresó el especialista.

En las pequeñas producciones hortícolas, en líneas y bajo riego, habitualmente no se utilizan herbicidas –o sólo se usan en la zona central–. “Por esto, –explicó Burba– uno de los principales componentes para evaluar el costo de un cultivo es el desmalezado manual, que se realiza con azada o escardillo –herramienta que se utiliza para desmalezar alrededor de las plantas o airear el suelo–”.

La cuchilla desmalezadora CEM INTA es una herramienta liviana –de 6,25 kg– que permite que el operario avance a una velocidad promedio de 2 kilómetros por hora. Ésto significa desmalezar una hectárea con tres jornales, mientras que el método tradicional ocupa ocho jornales por hectárea, es decir que se reducen los costos casi 3 veces”, indicó el coordinador.

En este sentido, Burba enfatizó que “en el mercado existen diferentes herramientas de tiro animal o motorizado que no siempre están al alcance del productor, por lo tanto, este desarrollo se transforma en una oportunidad”.

Tecnología útil y eficiente

CEM INTA ayuda a disminuir la fatiga porque puede regularse según la inclinación y altura del operario, incluso con el ajuste de las cuchillas se pueden eliminar las malezas ubicadas en las dos caras del surco, lo que significa reducir las horas de trabajo.

Este tipo de avance es el resultado de las actividades de diseño e instalación de máquinas y herramientas para la pequeña agricultura que realiza el INTA La Consulta, en el marco del proyecto Ajo.

Más información: José Luis Burba – jburba@laconsulta.inta.gov.ar INTA La Consulta