07 de abril de 2014

Nogalicultura, una alternativa en expansión

Mediante el desarrollo de seis nuevas variedades de calidad internacional, el INTA busca potenciar esta actividad que cuadruplicó la producción de nueces en las últimas tres décadas.

  • 0

Con una producción anual de 15 mil toneladas –casi cuatro veces más que hace treinta años– y rendimientos de hasta 3 mil kilos por hectárea, la nogalicultura es una actividad en alza y con grandes perspectivas. En este contexto, el INTA desarrolló seis nuevas variedades de nueces con un potencial productivo 67% mayor y que cumplen con las máximas exigencias del mercado internacional.

De acuerdo con Antonio Prataviera –técnico del INTA Catamarca y obtentor de las variedades– “los nuevos materiales genéticos tienen un potencial productivo que puede superar los 5.000 kg/ha, un 67% mayor que el rendimiento obtenido hasta el momento, al tiempo que presentan calidad internacional, buen tamaño, color y sanidad”.

“A partir de la selección y cruzamiento de variedades nativas con materiales genéticos originarios de California, Estados Unidos, buscamos potenciar la nogalicultura en nuestro país y favorecer el desarrollo de las economías regionales de La Rioja y Catamarca, provincias pioneras de esta actividad”, aseguró.

El técnico de Catamarca fue más allá y estimó que con las nuevas plantaciones, cultivares y tecnología disponible “se podrá ascender a las 20 mil toneladas anuales con un mayor índice de exportación disponible”.

En esta línea, el especialista aseguró que “en los últimos treinta años se cuadriplicó la producción de nueces –de 4 mil a 15 mil toneladas– con un rendimiento promedio de 1.300 y hasta 3.000 Kg/ha en plantaciones tecnificadas que dejan un saldo exportable de 4 mil toneladas, destinadas a Italia”.

Otra de las características diferenciadoras de los nuevos cultivares es la precocidad de la producción: “Potenciamos el cultivo y como resultado las plantas producen al año siguiente de su plantación e incluso en el mismo año de su injertación”, detalló Prataviera.

Con las nuevas plantaciones, cultivares y tecnología disponible se podrá ascender a las 20 mil toneladas anuales con un mayor índice de exportación disponible.

Nueces que hacen más que ruido

Ellas son Trompito INTA, Yaco Tula INTA, Argentina INTA, Chichi Jais INTA, Jais Franquette INTA y Davis INTA y fueron inscriptas en el Registro Nacional de Cultivares del Instituto Nacional de Semillas (INASE) mediante la Resolución del INASE N° 364.

Trompito INTA es un árbol de poco vigor lo que permite mayores densidades de plantas por hectárea. Esto, sumado a las características productivas del cultivar, asegura altos rendimientos por unidad de superficie en términos de mediano plazo a partir de plantación.

Produce dos yemas mixtas por nudo, sobre todo en condiciones de buena fertilidad y poda. A su vez, produce nueces muy grandes con buen sellado y presenta buena sanidad con tolerancia a la bacteriosis.

Por su parte, el árbol de Yaco Tula INTA de precoz entrada en producción, presenta frutos con el pedúnculo corto que, asociado a la arquitectura en su copa, le confiere mayor estabilidad productiva en condiciones climáticas adversas como viento y granizo. Sus nueces son grandes y ovaladas.

Presenta una muy buena sanidad y una cáscara rosada que, a pesar de ser consistente, resultan de fácil pelado, con un porcentaje de mariposas casi del 100%. Nueces muy atractivas para su venta en pulpa.

Argentina INTA es un árbol de vigor elevado, con abundante follaje con hojas grandes que protegen a los frutos de la insolación. Al ser de brotación mediana y floración femenina tardía, es el nogal de más corto ciclo entre cuaje y cosecha.

El fruto de esta variedad tiene un tamaño grande a muy grande, de forma ovalada; la nuez tiene muy buen desprendimiento del pelón, cayendo sola a la madurez, esto es un factor importante al momento de realizar las tareas de cosecha. De fácil pelado y muy buena sanidad.

Chichi Jais INTA es un árbol de muy buen vigor, rústico y altamente productivo a pesar de no poseer el carácter de carga lateral. Nueces de tamaño grande, de forma elíptica con una base redondeada y ápice en punta. Además, muestra rusticidad y tolerancia a bacteriosis.

A su vez, Jais Franquette INTA es un árbol de mediano vigor y de fructificación terminal. Presenta nueces de tamaño medio y muy buen sellado. Presenta mayor facilidad para la extracción de pulpa, con alto porcentaje de mariposas y buena calidad de nueces y fácil pelado. Es moderadamente susceptible a antracnosis y bacteriosis.

Por último, Davis INTA es un árbol de elevado vigor que produce nueces de grandes a muy grande con muy buen sellado, fácil pelado y atractivas para su comercialización, tanto en cáscara como en mariposas. Además, presenta muy buena sanidad, de alto vigor vegetativo y rusticidad manifiesta.

Trompito INTA produce dos yemas mixtas por nudo, sobre todo en condiciones de buena fertilidad y poda. A su vez, produce nueces muy grandes con buen sellado y presenta buena sanidad con tolerancia a la bacteriosis.