17 de septiembre de 2012

Más lechería para los países de la región

Luego de dos semanas de intercambio técnico en Rafaela, concluyó una nueva edición del Curso Internacional de Lechería para Profesionales de América Latina.

  • 0

Después de dos intensas semanas de intercambio técnico en Rafaela, concluyó la vigésima edición del Curso Internacional de Lechería para Profesionales de América Latina.                             

Luego de referirse a la importancia de la actividad lechera, Carlos Callaci, director del INTA Rafaela, destacó que este tradicional curso desborda lo productivo para abarcar la alimentación y la calidad de vida, como componentes esenciales. “La lechería para nosotros es una responsabilidad social y este curso, un modo de compartir lo que hacemos con todos los países de la región”, sostuvo. Además, indicó que “se trata de un ejemplo de red concreta y en funcionamiento”.

“Nos enorgullece ser parte de esto”, dijo Ariel Londinsky, de la Federación Panamericana de la Leche (Fepale), quien felicitó al INTA por haber concretado 22 ediciones de un curso al que consideró de calidad y prestigio. “El sector lechero crece y estamos llamados a ser proveedores mundiales de alimentos y este es un desafío que necesita de gente como ustedes”, aseguró.

Por su parte, Félix Garnero, presidente del Consejo del Centro Regional Santa Fe del INTA y productor, señaló que el sector vive una realidad compleja y necesita que lo acompañen en el proceso de desarrollo, donde la tecnología es sólo un aspecto. “Los valores, la organización, forman parte de eso que nos hace falta”, indicó.

Marcelo Ortenzi, secretario de Desarrollo, Innovación y Relaciones Internacionales de la Municipalidad de Rafaela, destacó lo que significa para el modelo de la ciudad la conciencia de ser parte de una de las cuencas más importantes de Latinoamérica y el lugar que tiene la formación de recursos humanos en esa línea. Asimismo, consideró que la articulación interinstitucional es un componente clave que permite hoy en Rafaela, junto al INA, al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y al gobierno, acceder a financiamiento internacional para el desarrollo de áreas estratégicas como la genómica, en la que se cuenta con acciones conjuntas. “Nuestra ciudad tiene proyección internacional y queremos colaborar en el afianzamiento de las redes que nos permitan hacer crecer la actividad lechera en Latinoamérica”, dijo.

El acto de clausura contó también con la participación de Darío Uberti, presidente del Consejo Local Asesor del INTA Rafaela, de alumnos, coordinadores y docentes, autoridades institucionales, organizadores y colaboradores.

Los egresados de hoy y de ayer

A lo largo de estos años, participaron del curso 442 profesionales de América Latina. En esta oportunidad fueron 38, entre ingenieros agrónomos, veterinarios, zootecnistas, especialistas en agronegocios y administración. El grupo estuvo conformado por 25 argentinos y 13 latinoamericanos, de Venezuela, Colombia, Paraguay, Costa Rica, Uruguay, Bolivia, Nicaragua, Honduras y Perú.

30 años de trayectoria

La historia de este curso internacional comenzó en el año 1981. Sus primeras ediciones fueron organizadas en forma conjunta con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), luego se realizaron otras cuatro, junto al Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA) y las siguientes bajo la responsabilidad del INTA en asociación con otras instituciones oficiales y privadas del sector lácteo.

En esta oportunidad, la organización se hizo en forma compartida con la Federación Panamericana de la Leche (FEPALE) y contó con el apoyo del Fondo Argentino de Cooperación (FOAR).