16 de septiembre de 2013

Luján INTA, la festuca ideal para el invierno

Calidad forrajera, adaptabilidad y tolerancia a las principales enfermedades, caracterizan a la nueva variedad desarrollada por el INTA Pergamino. Además, por su rusticidad es ideal para sistemas intensivos de base pastoril y buena adaptación a la pampa húmeda.

  • 0

El Programa de mejoramiento de festuca del INTA Pergamino –Buenos Aires– presentó un cultivar de festuca alta: Luján INTA. Recientemente inscripta en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares del INASE –Instituto Nacional de Semillas–, la nueva forrajera se caracteriza por su  alto potencial de producción en el invierno, buena adaptabilidad y tolerancia a las principales enfermedades.

Julio Velazco, especialista en mejoramiento genético de especies forrajeras, trabaja en el desarrollo de nuevos cultivares que buscan la producción de forraje de calidad. “Nos enfocamos en la festuca porque es una forrajera de crecimiento otoño-invierno-primaveral, de gran rusticidad y plasticidad”, señaló.

“Seleccionamos esta variedad debido a que mostró un buen potencial agronómico: se destacó en producción durante el período invernal y por la calidad del forraje que produce”, expresó Velazco.

Luján INTA presenta una mayor proporción de láminas en comparación con Palenque Plus INTA –cultivar del cual proviene–. Además, conserva su rusticidad, lo que significa que tiene estabilidad en su desempeño agronómico y buena adaptación a los ambientes ganaderos de la región pampeana húmeda. “Esta variedad de festuca mostró rendimientos de hasta un 30% más durante el invierno y, a la salida, acelera su crecimiento”, indicó el técnico del INTA.

De acuerdo con Velazco, en suelos con limitantes, como los que poseen elevado pH, suelos alcalinos o alcalino-sódicos, con anegamientos transitorios y salinidad, “Lujan INTA expresa su máximo potencial de producción y calidad nutritiva, lo que demuestra su plasticidad. También, se destaca por su rápida recuperación luego de sequías periódicas o estacionales, aún en suelos de menor aptitud agronómica”.

Esta variedad de festuca mostró rendimientos de hasta un 30% más durante el invierno y, a la salida, acelera su crecimiento.

Con respecto a las principales enfermedades que afectan al cultivo, Lujan INTA presenta moderada tolerancia a roya y es un cultivar libre de festucosis.

“Es un cultivar con hojas flexibles y de calidad. Ideal para sistemas intensivos de base pastoril con suplementación estratégica y está especialmente adaptada a la recría e invernada pastoril”, señaló el especialista del INTA.

En la Red de ensayos comparativos de festuca alta del INTA –integrada por Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa y Rio Negro– la nueva forrajera se destacó por estar entre los cinco cultivares con mayor producción de materia seca en los dos primeros años de evaluación y, además, presentó una alta estabilidad de rendimiento.

Su multiplicación y comercialización se realizará mediante un convenio nacional de vinculación tecnológica con la Cooperativa Agrícola y Ganadera Ltda. de Acevedo –Buenos Aires–.

 

Escuche aquí el audio de Julio Velazco