14 de marzo de 2013

Carancho, una herramienta segura para abastecer insumos

El INTA Castelar presentó un sistema de abastecimiento para sembradoras y fertilizadoras. Disminuye el daño mecánico en los insumos, es más seguro para el operario y minimiza los riesgos de contaminación.

  • 0

La creciente complejidad de las sembradoras –debido a la intención de ampliar la labor del equipo, la capacidad de trabajo y la autonomía– incluye una limitante que afecta a la eficiencia de la máquina: el abastecimiento de los insumos. Técnicos del Laboratorio de Terramecánica del Instituto de Ingeniería Rural del INTA desarrollaron un sistema para el aprovisionamiento seguro. Además, disminuye el daño mecánico en los insumos, es más seguro para el operario y minimiza los riesgos de contaminación por el trasvase a cielo abierto.

En la actualidad, el manejo a granel de las semillas o agroquímicos sólidos se realiza por trasvase con un Sin Fin –así se denomina a la máquina gravimétrica helicoidal o Chimango–. Juan Pablo D´Amico, técnico de ese laboratorio del INTA, señaló que “el método tradicional genera un deterioro mecánico en la semilla que atenta sobre su poder germinativo y la capacidad de que se transforme en una planta”.

En este sentido, el sistema Carancho sumado a la tecnología Big Bag –recipientes o bolsas de gran capacidad para el movimiento de insumos agrícolas– le permitirán al productor prescindir  del elevador Sin Fin y de los carros graneleros –uno de los principales motivos de accidentes rurales–.

De acuerdo con D´Amico, el cambio que se produce es fundamental: la incorporación del big bag elimina la operación del trasvase a cielo abierto. Así, “se evita el daño mecánico a la semilla y la rotura de las partículas de fertilizantes, se reduce el tiempo de exposición entre el producto y el medio ambiente y se disminuye el riesgo de derrame”, expresó.

Según D´Amico, con este implemento “se evita el daño mecánico a la semilla y la rotura de las partículas de fertilizantes, se reduce el tiempo de exposición entre el producto y el medio ambiente”, expresó.

Detalles mecánicos

“El diseño se planteó con la posición de carga sobre un lateral de la máquina”, explicó el técnico del INTA. De este modo, la carga se realiza sin el movimiento del equipo. Así, el Big Bag se ubica sobre una batea recibidora.

Luego, el conjunto batea y pluma se desplazan a lo largo de la tolva para vaciar el recipiente, que gracias a la manga de apertura inferior hace posible su descarga gravitacional. “Una vez vaciado el contenido, el operador desengancha el recipiente e inicia nuevamente la mecánica de carga hasta completar la capacidad de la tolva”, dijo D´Amico.

Como parte del equipamiento, el sistema cuenta con un monocomando eléctrico que implica “comodidad y seguridad en la operación de descarga. Además, la operación de los comandos se realiza desde una plataforma antideslizante y con barandas”, aseguró el especialista del Instituto.

El Laboratorio de Terramecánica e implantación de cultivos del Instituto de Ingeniería Rural del INTA diseñó el dispositivo de abastecimiento Carancho sobre una sembradora tiro de punta –Schiarre SDX 2500 Tekno–.

El sistema cuenta con un monocomando eléctrico que implica “comodidad y seguridad en la operación de descarga. Además, la operación de los comandos se realiza desde una plataforma antideslizante y con barandas.