26 de julio de 2013

Las culturas ancestrales tuvieron su fiesta en Catamarca

El INTA acompañó a productores y artesanos que agregan valor a las fibras y lanas de la región durante la 43° edición de la fiesta nacional del poncho, que se realizó del 17 al 21 de julio en Belén.

  • 0

Colores, texturas, bailes y cantos tradicionales permitieron rescatar la cultura de quienes elaboran la prenda más paradigmática del noroeste argentino: el poncho, el producto más típico de la ciudad de Belén, en Catamarca. Allí se realizó, entre el 17 y el 21 de julio, la 43° edición de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho, que contó con la participación del INTA.

“El poncho se ha constituido en prenda nacional, cuya cuna es el departamento Belén”, expresó la técnica Luisa Brizuela, del INTA Catamarca, para quien “el apoyo del INTA apunta a la importancia de rescatar la tradición, la cultura y el sentido de pertenencia”.

Asimismo, agregó que “la realización del poncho es agregar valor a la fibra y a la lana de la zona, por lo que también se lo considera como un producto agropecuario”. De acuerdo con Brizuela, debido a que el proceso de elaboración del hilo con el que se hacen los ponchos es un proceso artesanal, “generar esta exposición pública de los ponchos es una muestra desde lo comercial y desde lo artístico y es una manera más de potenciar el agregado de valor en el territorio”, afirmó.

Por otra parte, el instituto dio a conocer otras líneas de trabajo, relacionadas con cultivos como quinua, comino, anís, olivo –que incluyó catas y dinámicas de extracción–, vid y carne caprina.

Para el especialista Hugo Sánchez, de esa misma unidad del INTA, se trata de importantes alternativas productivas para el desarrollo de determinadas zonas de la provincia. Además, comentó distintas experiencias sobre el comino, que aporta un toque diferencial a las comidas tradicionales: “Esto es una forma de otorgar valor agregado en origen. Por eso, más allá del aspecto técnico y productivo, es importante el trabajo en conjunto y llamar la atención sobre ciertas características fundamentales para el desarrollo de una comunidad”, subrayó.