28 de septiembre de 2012

La ONU destacó los logros del Prohuerta en Haití

Ban Ki-moon, secretario general del organismo, reconoció a Cristina Fernández de Kirchner la contribución argentina a la autoproducción de alimentos frescos.

  • 0

“Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, le hizo llegar a Cristina Fernández de Kirchner la alegría que tenía por la excelente contribución de la Argentina a las misiones de paz y especialmente en la República de Haití, donde le pidió que siguiéramos trabajando con el plan de huertas que se está llevando adelante”, dijo el canciller Héctor Timerman en Nueva York.

El reconocimiento alcanza al INTA que, junto al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y en el marco del programa Prohuerta, aporta en ese país sus conocimientos técnicos desde septiembre de 2005. A partir de este plan ciento de miles de haitianos producen alimentos frescos para garantizar su seguridad alimentaria.

Desde el instituto, Carlos Casamiquela remarcó que estas acciones internacionales “posicionan al INTA y demuestran que la institución tiene una capacidad  para ayudar a terceros e intervenir en programas de cooperación internacional”.

El equipo técnico responsable del trabajo de Prohuerta en Haití estuvo integrado inicialmente por David Arias Paz, Francisco Zelaya y Daniel Díaz. Financiados por distintas cooperaciones que llegan a los nueve departamentos del país, en la actualidad lo componen 28 técnicos haitianos, tres de los cuales conforman una unidad de coordinación local.

Este programa es clave para el país caribeño, que debe importar, según estadísticas, más del 50 por ciento de los alimentos que consume, lo que genera una situación de inseguridad alimentaria muy grave.

El programa cuenta en Haití con más de 10 mil huertas, 1.500 promotores y un banco de semillas orgánicas de origen argentino, con variedades de hortalizas y legumbres: acelga, albahaca, arvejas, berenjena, brócoli, calabaza, cebolla, coliflor, lechuga, maíz, melón, zanahoria y zapallo, entre otras.

“Pro-Huerta es una herramienta muy importante en el entramado social porque, básicamente, los usuarios creen en la fortaleza del programa y en la seriedad de quienes llegamos a cada barrio y más allá, donde ninguno llega”, explicó Zelaya.