24 de octubre de 2013

Premio a la imaginación: la Lola, innovar para ganar

En la novena edición del Concurso Nacional de Innovaciones, la máquina cosechadora de algodón, desarrollada por los técnicos del INTA Reconquista –Santa Fe–, recibió el gran premio Innovar 2013 en Tecnópolis.

  • 0

En la novena edición del Concurso Nacional de Innovaciones, organizado por el Ministerio de Ciencia de la Nación, la máquina cosechadora de algodón “La Lola” fue galardonada con el gran premio Innovar 2013 y destacada por su grado de novedad. Además, recibió una medalla de oro y un certificado de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Con el fin de promover los procesos de transferencia de conocimientos y tecnología a productos y procesos que mejoran la calidad de vida de la sociedad, se seleccionaron 58 de los 1.751 proyectos o productos presentados.

En esta línea, la cosechadora de algodón La Lola obtuvo el gran premio Innovar 2013 y fue destacada por su grado de novedad. Además, recibió una medalla de oro y un certificado de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Para Orlando Pilatti –técnico del INTA Reconquista, Santa Fe, y creador de la maquinaria– el premio es un “reconocimiento al trabajo realizado por el equipo” y consideró al desarrollo como un “aporte innovador al sector algodonero al mejorar el trabajo y la calidad de vida de los pequeños y medianos productores”.

Por su parte, José Luis Spontón –director del INTA Santa Fe– aseguró que “se trata de un nuevo logro del grupo de desarrollo de maquinarias de Reconquista que nos enorgullece como institución y nos permite dar respuesta a las principales necesidades de los productores”.

Pilatti: El premio es un “reconocimiento al trabajo realizado por el equipo”.

Revolucionaria e innovadora

Nacida en la estación experimental del INTA Reconquista, la cosechadora autopropulsada puede levantar entre 15 y 18 toneladas por día y cuenta con un sistema de limpieza incorporado que elimina las impureza del cultivo, lo enrolla y forma fardos de algodón de hasta 700 kilos que, cubiertos por una película plástica, quedan listos para su traslado.

Así, sintetiza dos procesos en uno: extrae y prensa el algodón de forma simultánea para obtener un producto de óptima calidad, mejor rendimiento y mayor rentabilidad. De este modo, reduce los tiempos y costos para pequeños y medianos productores.

La máquina fue diseñada y desarrollada por el INTA con financiamiento y materiales aportados por la Asociación para la Promoción de la Producción Algodonera (Appa), la firma metalúrgica involucrada en el proyecto, Dolbi S.A, y y la  Asociación para el Desarrollo del Sur del Departamento General Obligado y norte de San Javier.

Para Pilatti, La Lola supera a las tradicionales cosechadoras al producir el algodón en módulos o fardos cilíndricos de 700 kilos –con 1,50 metros de diámetro y 1,25 metros de ancho–, recubierto por un film plástico.

Al ser motorizada, se prescinde de un tractor para su arrastre y se agilizan los tiempos de cosecha. “En óptimas condiciones, se cosecharía un kilo por segundo, es decir, 3.000 kilos por hora o más de 20 toneladas diarias, en una jornada laboral de 7 horas”, explicó.