16 de julio de 2012

La agricultura periurbana gana lugar en la agenda pública

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó un programa de apoyo a la agricultura periurbana, un sector que produce el 70% de los alimentos frescos del país.

  • 0

Desde el Mercado Central de Buenos Aires, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó un programa de apoyo por más de 45 millones de pesos destinado a agricultores de zonas urbanas y periurbanas, durante un acto en el que, además, se anunció una nueva etapa del Programa Nacional de Horticultura Periurbana que beneficia a 21 municipios bonaerenses.

La mandataria estuvo acompañada por Norberto Yauhar –Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación–, Carla Campos Bilbao –Secretaria de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar de esa cartera–, Carlos Casamiquela, Francisco Anglesio –presidente y vicepresidente del INTA, respectivamente– y Andrea Maggio –directora del INTA Área Metropolitana de Buenos Aires–, entre otras autoridades.

El vínculo con los municipios busca promover la producción local de alimentos, la generación de empleo y el arraigo de los agricultores en zonas próximas a los grandes centros urbanos del país. “Alrededor de las grandes ciudades de todo el conurbano hay miles y miles de pequeños productores”, dijo Fernández de Kirchner, quien aseguró que “la mayoría de los alimentos que llegan a nuestras mesas provienen de pymes y de emprendimientos familiares”.

De hecho, en el área metropolitana viven alrededor de siete mil productores y 13 millones de habitantes. En este sentido, Casamiquela explicó que “el INTA, junto con el programa de Agricultura Periurbana del Ministerio de Agricultura, trabaja articuladamente para abordar la problemática de la agricultura urbana y periurbana en el Gran Buenos Aires, con acciones que impulsan la producción local de alimentos y generan empleo”.

“Sin dudas –continuó– esta presentación es un apoyo al desarrollo de ese sector, al que fortalece y da visibilidad y que incluye a casi todos los municipios del conurbano, desde Campana hasta La Plata”.

La agricultura urbana y periurbana representa a pequeñas superficies en las que se desarrollan actividades intensivas como la horticultura, floricultura, granja y pequeños tambos y producciones de cerdos. Estos emprendimientos son estratégicos en las zonas periurbanas, tanto por la generación de empleos como por la generación de alimentos y por la seguridad alimentaria de las ciudades que abastecen.

“Nuestro trabajo es apoyar a estas unidades productivas”, aseguró Maggio, quien además destacó el rol del INTA en el desarrollo de tecnologías apropiadas para la agricultura familiar. “El desafío es desarrollar estas áreas productivas como pulmones verdes, que el crecimiento demográfico sea ordenando”.

El instituto brinda asesoramiento técnico a los agricultores familiares que participan en las actividades del Programa Nacional de Agricultura Periurbana del Ministerio de Agricultura.

“Trabajamos para identificar las áreas productivas, con generación de empleo y para que el avance urbano sea ordenado. Para esto, el rol de los municipios y los gobiernos locales con el desarrollo de políticas públicas es fundamental”, señaló Maggio.

 

Andrea Maggio, directora del INTA AMBA