25 de marzo de 2014

Javiyú se posiciona en el mercado internacional

El INTA presentó en Irán la propuesta tecnológica para la expansión del algodón. La máquina está basada en el sistema de surcos estrechos y cosecha stripper. Se destaca por el bajo costo y mantenimiento.

  • 0

La cosechadora de algodón desarrollada por el INTA Reconquista –Santa Fe– que permitió mecanizar la cosecha en pequeñas superficies, fue presentada en las principales regiones algodoneras de la República Islámica de Irán. La misión técnica estuvo integrada por Marcelo Paytas, especialista en Ecofisiología del algodón del INTA, y Juan Carlos Dolzani, representante de la Empresa Dolbi S.A.

De acuerdo con Paytas, el objetivo de la visita fue “llevar la propuesta tecnológica argentina que, además de la máquina, incluye el manejo del cultivo en surcos estrechos, a las dos regiones algodoneras más importantes de Irán”.

La misión técnica incluyó las regiones de Teherán (en la zona central), Boshrouye y Birjand (en el nordeste, en cercanías a la frontera con Afganistán) y Shiraz y Darab (en el sureste del país). Allí se desarrollaron aspectos referidos a la prestación y funcionamiento de la cosechadora, y vinculados a la implantación y manejo del cultivo.

“Tuvimos la oportunidad de recorrer lotes de algodón en las dos regiones productoras. Allí pudimos evaluar las aptitudes y condiciones del cultivo en función de la cosecha con la Javiyú”, expresó Paytas.

En la actualidad, Irán tiene 100 mil hectáreas de algodón. “En los últimos años, la superficie del cultivo fue disminuyen debido a los altos costos de cosecha, que se realiza principalmente en forma manual”, señaló el técnico del INTA y aseguró: Sin dudas, esto representa una oportunidad para la tecnología argentina.

Uno de los aspectos que destaca a la cosechadora argentina es que permitió mecanizar la cosecha en pequeñas superficies: aún cuando se adapta a distintas escalas de producción, fue especialmente desarrollada para los pequeños y medianos productores. “Esto hace que el futuro sea promisorio debido a que en Irán las superficies varían de 2 a 3 hectáreas”, indicó Paytas.

Javiyú, que significa “capullo” en guaraní, ya se utiliza con éxito en Turquía, Brasil, Paraguay, Venezuela y Colombia. La máquina que revolucionó la cosecha del algodón llegará a Irán mediante un acuerdo de investigación con el Cotton Research Institute (CRI) de Irán y el Ministerio de Agricultura Sección Mecanización y Cultivo de Shiraz.

“Tuvimos la oportunidad de recorrer lotes de algodón en las dos regiones productoras. Allí pudimos evaluar las aptitudes y condiciones del cultivo en función de la cosecha con la Javiyú”, expresó Paytas.