18 de diciembre de 2012

“Es un premio prestigioso y reconoce a los pequeños productores”

Así lo destacó el presidente del INTA en la novena edición de la entrega de distinciones de la Fundación ArgenINTA, que reconoce la labor y el aporte a la calidad e inocuidad agroalimentaria. Allí anunció el lanzamiento de la web del instituto dedicada al público infantil.

  • 0

Cerró la IX edición del premio que distingue cada año a aquellos proyectos que, con su aporte, promueven la calidad e inocuidad alimentaria para el posicionamiento y reconocimiento de los productos agroalimentarios argentinos. Entre los 64 trabajos presentados y los 17 premiados, la categoría orientada a la difusión de la problemática de la alimentación y de la nutrición, tuvo un reconocimiento especial por parte de las autoridades.

Sobre este galardón que reconoce a entidades, empresas, productores, asociaciones, periodistas, instituciones educativas entre otros, Carlos Casamiquela, presidente del INTA, expresó que “trabajar en la concientización y motivación de la sociedad es una acción clave para lograr cambiar algunos hábitos y así poder incorporar mayor calidad a los alimentos que se consumen en la mesa”.

El funcionario explicó que éste “es un premio prestigioso y reconoce a los pequeños productores”. Además señaló que “se otorga con una mirada atenta hacia los emprendimientos de las economías regionales y los pequeños productores que a menudo, a pesar de sus dificultades, son capaces de sumar esfuerzos para aumentar la calidad de los alimentos”.

Por su parte, Javier Ortega, director de la Fundación ArgenINTA, calificó al galardón como innovador porque “premia la calidad desde una visión más democrática, ya que tiene en cuenta el cuidado del medioambiente, la equidad social, la incorporación de la tecnología y el conocimiento en cada emprendimiento”. Asimismo, sostuvo que esta visión es más abarcativa que la simple consideración del precio del producto o de las estrategias de mercado.

Para fortalecer esta distinción la Fundación ArgenINTA trabaja junto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria –INTA– y la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios ­–COPAL–, en lo que representa una amplia red de actores y organizaciones involucradas en la cadena de producción.

En este sentido, Ortega destacó al premio por su “vocación holística e integral que busca demostrar que la cuestión de la calidad no está solamente reservada a la gran empresa capitalizada, sino que también el pequeño productor puede producir bajo estándares de calidad muy importantes”.

Con una amplia participación de niños en el acto de premiación, Casamiquela anunció el lanzamiento de la página oficial del INTA dedicada al público infantil. Bajo el nombre de “INTA Chicos”, el sitio orientado a la franja de entre 3 y 11 años, permitirá acceder de una manera didáctica a los conocimientos del sector agropecuario y agroalimentario nacional.

 

Se entregaron los galardones con los que la Fundación ArgenINTA distingue cada año a los proyectos que promueven la calidad e inocuidad alimentaria.

 

Estímulo al trabajo de calidad

En la categoría Investigación y desarrollo en tecnología de alimentos el reconocimiento fue para el trabajo “Desarrollo de un producto cárnico fresco listo para consumir mediante la aplicación de altas presiones hidrostáticas”, realizado por investigadores y técnicos del Instituto de Tecnología de Alimentos del INTA.

En esa categoría recibieron una mención especial  los trabajos “Cultivos probióticos microencapsulados por secado spray”, realizado por investigadores del INTA Rafaela –Santa Fe– y el emprendimiento “Ser Calci+: más calcio, igual sabor” de la empresa Danone.

En el rubro Organizaciones que buscan la diferenciación a través del aseguramiento de la calidad, el premio fue para “Vinecol Argentina”, una empresa de vinos orgánicos mendocinos. En este caso, las menciones especiales fueron para los proyectos de Berries Mesopotámicos de Entre Ríos y de Viñedo de alta densidad de la empresa Neubell S.A., de Tunuyán –Mendoza–.

Para la categoría Empresas Cooperativas y/o Asociaciones de Productores que contribuyan al posicionamiento de los productos argentinos, fue destacado el trabajo “Cooperativa Los Pioneros”, productores de manzanas y peras del Alto Valle de Río Negro. Mientras tanto, la Cooperativa ganadera Fecorsur de Río Negro, Chubut y La Pampa junto con la de“Valles de Molinos” para cultivos tradicionales, quinua y miel, obtuvieron sendas menciones especiales.

En el rubro Emprendimientos asociativos de productores no capitalizados, fue galardonado el trabajo “Asociación de pequeños productores de melón de Tres Esquinas”, oriundos de la provincia de San Juan. En este caso, la mención especial fue para los “Pequeños productores de Taco Ralo: desarrollo y mejora de quesos y cabritos”, de Granaderos –Tucumán–.

El primer premio en la categoría Eventos de difusión que promuevan la inocuidad y calidad de los productos argentinos fue para el proyecto “Buen Apetito, salud para todos”, de la empresa Canale, que promociona una alimentación y vida saludables mediante recursos didácticos. A su vez, las menciones fueron para el “Proyecto Tambero.com”, que brinda soluciones alternativas a los actores del sector y para el emprendimiento “Cómo comen los argentinos” que busca trasmitir conocimientos mediante la visión de la ciencia y la industria alimentaria.

En el último rubro, Valorización de especies y productos típicos locales, el premio fue otorgado a la empresa “Mistella del Valle”, que produce vinos regionales de los Valles Calchaquíes, de Salta. Las menciones especiales fueron para el emprendimiento “Alfajor artesanal regional Goyano: Ñaembé” ­–a base de harina de mandioca– y para el proyecto de desarrollo de productos a base de carne de llama, que se basa en transferencia de tecnología a pequeños elaboradores.