11 de febrero de 2011

En la ciudad del molino, soplaron vientos del INTA

Carlos Casamiquela y Néstor Oliveri –presidente y director nacional del INTA, respectivamente– visitaron la oficina de gestión agropecuaria y forestal de Trevelin, Chubut.

En el marco de una visita realizada a la oficina de gestión agropecuaria y forestal de Trevelin –que en galés significa “pueblo del molino”–, Carlos Casamiquela, presidente del INTA, consideró a la labor del organismo como “muy interesante, ya que coordinan trabajos conjuntos, tienen visiones compartidas y asumen la realidad de manera uniforme. Me parece excelente que el municipio se vincule en la temática socio-productiva”.

Para el presidente del INTA “el gran desafío para la Patagonia radica en superar las distancias y la desorganización de los procesos comerciales. Es una zona con un gran potencial: los forrajes, el agua, los valles”.

Casamiquela y Oliveri fueron recibidos por los representantes de la mesa de socios que conforma la oficina de gestión agropecuaria y forestal y el intendente de Trevelin, Carlos Mantegna. En el encuentro se debatió sobre la importancia superlativa del desarrollo productivo de la región cordillerana de la Patagonia.

Asimismo, participaron de una conferencia dictada por Ignacio Lateulade, representante del INTA en OGAyF Trevelin, sobre la historia de la oficina, su funcionamiento, las articulaciones y estadísticas de los trabajos realizados junto a los productores de la zona.

Antes de concluir la visita, las autoridades del INTA recorrieron el campo experimental del INTA en el paraje Aldea Escolar: el Centro de Capacitación Integral (CECAIN) y el sendero interpretativo. También visitaron el aserradero, el vivero donde se producen plantines de especies nativas, el huerto semillero –donde se encuentra concentrada la mayor calidad genética de pinos de toda la zona cordillerana desde Neuquén hasta el Sur del Chubut–.

Asimismo, conocieron la unidad de producción bovina y ovina, los cultivos de peonías –desde donde se exportan flores a Holanda mediante un convenio de vinculación tecnológica vigente–. Las autoridades también pudieron interiorizarse sobre los actuales ensayos con especies forrajeras, distintas variedades de trigo y maíz de ciclo ultracorto, arandanos y sus nuevas variedades.