30 de mayo de 2016

El sur pampeano tiene nueva variedad de trigo pan

Especialistas del INTA Barrow desarrollaron un cultivar de trigo pan que se adapta al oeste, centro y sur de Buenos Aires y La Pampa. Se destaca por su calidad comercial e industrial y ya se encuentra disponible en el mercado.

  • 0

“MS INTA Bonaerense 514” es la denominación técnica asignada por el Registro Nacional de Cultivares para la nueva variedad de trigo pan, lograda por los especialistas de la Chacra Experimental Integrada Barrow –CEI– en articulación con la empresa MacroSeed que se ocupa de la comercialización de la semilla. La variedad, disponible en el mercado para los productores a partir de la campaña actual 2016/17, presenta buena adaptación en el oeste-centro y sur bonaerense y La Pampa y se destaca por su calidad comercial e industrial.

“Se trata de una valiosa contribución para la industria de los productos panificados, ya que con un adecuado aporte de nitrógeno produce una proteína de excelente calidad, con un nivel de gluten equilibrado”, explicó Francisco Di Pane, técnico de la CEI.

Según Di Pane, la nueva variedad se obtuvo por el “cruzamiento de una variedad de altísimo rendimiento, Baguette 10, y una línea inédita del programa de mejoramiento de trigo pan de la CEI Barrow, la cual aportó la calidad industrial”. “Este trigo puede utilizarse como trigo corrector de otras partidas que tengan problemas de calidad”, acentuó.

En cuanto a la calidad comercial, remarcó que el nuevo cultivar posee “alto Peso Hectolítrico (PH) y una buena relación del contenido de proteína y el porcentaje de gluten”. “Estas características garantizan no tener problemas en la comercialización, ya sea cuando se vende a la industria molinera como cuando se destina a la exportación”, sostuvo.

Este desarrollo se suma a la trayectoria de la Chacra Experimental Integrada Barrow que, bajo la coordinación del INTA y el Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, lleva adelante investigaciones en mejoramiento genético de trigo pan desde sus inicios en 1923.

Bajo la coordinación del INTA y el Ministerio de Agroindustria bonaerense, la Chacra Experimental Integrada Barrow realiza investigaciones en mejoramiento genético de trigo pan desde 1923.

Un logro con buen potencial

Para Di Pane, esta variedad tiene “indicadores de calidad excelentes como alto PH y alta cantidad y calidad de proteína en condiciones medias de producción, además de buena extracción de harina, valores importantes de W alveográfico –superiores a 300– y una equilibrada relación entre tenacidad y extensibilidad de la masa (P/L)”.

Asimismo, explicó que el cultivar registra “buenos valores farinográficos y estabilidad y absorción de agua superiores a otros trigos, parámetros considerados por países importadores como Brasil que buscan estos tipos de calidades para corregir deficiencias de su producción”.

“Es un material interesante para ser utilizado en mezclas en la industria local e internacional que permitirá mejorar la calidad productiva”, apuntó Di Pane. La variedad fue categorizada dentro del Grupo de Calidad 1 por la Comisión Nacional de Semillas del INASE como “trigo corrector”.

En esa línea, destacó el aporte del Laboratorio de Calidad Industrial de Granos de la CEI para “seleccionar, desde las primeras filiales, aquellas que tuvieran alta calidad industrial sin descuidar el rendimiento”.

Según indicó el técnico, se trata de un cultivar que “no necesita frío en las primeras etapas de crecimiento para pasar a la etapa de encañazón ni tampoco depende o es regulado por el largo de los días –cantidad de horas de luz– para inducirse a etapas posteriores”.

Además, dijo que presenta excelente color de grano, alto peso de mil granos y resistencia al desgrane y vuelco y lo consideró “una nueva alternativa de excelente calidad para las siembras de junio/julio en las zonas recomendadas”.

“Desde el punto de vista sanitario, MS INTA Bonaerense 514 es resistente a Roya del tallo (Puccinia graminis), moderadamente susceptible a Roya de hoja (Puccinia triticina) y tiene buen comportamiento a manchas foliares (Septoria y Dreschlera)”, puntualizó Di Pane.

Esta variedad surge en el marco del convenio de vinculación tecnológica que el INTA firmó en 2014 con la empresa MacroSeed, perteneciente al grupo Louis Deyfuss.

Vinculación tecnológica

De acuerdo con Di Pane, esta variedad es la primera generada en Barrow en el marco del convenio de vinculación tecnológica que el INTA firmó en 2014 con la empresa MacroSeed, perteneciente al grupo Louis Deyfuss. Con una duración pactada de 10 años, a través de este acuerdo el Grupo de Mejoramiento de trigo pan del INTA desarrolla los cultivares y los inscribe, mientras que la empresa multiplica la semilla y comenzó a comercializarla a partir de la campaña actual.

“La fortaleza de este convenio radica en que MacroSeed posee una gran red de comercialización formada con anterioridad con otras especies de autógramas”, señaló el especialista.

De este modo, “el trabajo conjunto posibilita que INTA siga siendo un referente en el mejoramiento genético de trigo y ratifica el compromiso de la CEI Barrow con la obtención de materiales de buena calidad industrial”, expresó Di Pane.