06 de julio de 2012

El gusto de agregarle valor a lo producido

En la octava edición de la muestra que se realiza en la Rural de Palermo del 6 al 9 de julio, grupos de productores del ProFeder de todo el país presentarán y venderán desde servicios como turismo rural, artesanías en hilados hasta alimentos.

  • 0

Es como ir por una ruta con paisajes envueltos por aromas de alimentos artesanales. Un deleite para la vista y el paladar. Y entre tantos puntos para frenar y disfrutar, en la muestra Caminos y Sabores –en La Rural de Palermo del 6 al 9 de julio– el INTA ofrece a los visitantes 15 stands con buen gusto.

Adrián Gargicevich, coordinador nacional del Programa Federal de Apoyo al Desarrollo Rural Sustentable (Profeder), explicó que en la feria “el INTA rescatará el valor agregado del trabajo conjunto que implica un valor que no se pierde con el consumo”.

Esta exposición es “una muy buena experiencia para trabajar en calidad. Son 15 grupos de todo el país que vienen a mostrar y vender sus productos desde servicios como turismo rural, artesanías en hilados hasta productos alimenticios. Cada stand es atendido por dos productores y un técnico”.

De la mano del INTA, la  feria  es una oportunidad para que los productores vengan a la Capital Federal y puedan descubrir nuevos mercados: “Es todo un aprendizaje vivencial distinto al que experimentan en sus localidades. Es una oportunidad para mejorar la competitividad, la calidad de vida, el cuidado del ambiente y crecer en un marco de equidad social.”, dijo el coordinador.

Participan familias y grupos de productores minifundistas que generan emprendimientos productivos comunitarios para mejorar la competitividad, promover la diversificación e integración a procesos agroindustriales y fortalecer las organizaciones campesinas.

De la mano del INTA, la feria es una oportunidad para que los productores vengan a la Capital Federal y puedan descubrir nuevos mercados.

Picadita

Desde 2005 el INTA acompañó en la feria a más de 260 productores de 130 grupos que representan diversidad de producciones y territorios argentinos.

En esta octava edición de Caminos y Sabores participarán productores de Buenos Aires, Santa Cruz, Santa Fe, San Luis, Corrientes, Chaco, Córdoba, Santiago del Estero, Salta, Catamarca, Río Negro, Entre Ríos y Mendoza.

En esta oportunidad habrá producciones tradicionales de diversas regiones del país como mieles, dulces, vinos, quesos, yerba, tejidos y artesanías.

Para ediciones anteriores se presentaron desde dulce de aloe vera, de Santiago del Estero; orquídeas nativas de Misiones; gírgolas patagónicas de Río Negro hasta faisán envasado de la provincia de Buenos Aires.

Junto al Profeder participan de la organización la Unidad Integrada de Apoyo a las Iniciativas Rurales (UNIR) de la Fundación ArgenINTA y el Centro de Investigaciones en Agroalimentos del INTA Castelar (CIA).

Muchas experiencias, un sólo lugar

Pedro Gosto, un productor de Marcos Paz, Buenos Aires, cultiva hongos gárgolas y forma parte del grupo Hongos del Oeste que estará presente en el camino de los Frutos de la Tierra. “Ofreceremos hongos en escabeche, deshidratados y en polvo”, describió.

“Queremos que nos conozcan, que el público deguste y compre nuestros productos pero, por sobre todas las cosas, difundir el trabajo realizado con el apoyo del INTA y otras instituciones”. Gosto trabaja con el organismo hace dos años y aseguró: “Mejoramos muchísimo, específicamente en los niveles de producción y las instalaciones con la idea de maximizar la fructificación de los hongos”.

Desde Villa Ángela, Chaco, llegó Alfredo Simon en representación del grupo Copass. “Venimos a esta feria a vender y promocionar nuestro producto que es miel envasada con grandes expectativas. Venimos a vender nuestra producción pero, en especial, queremos enriquecernos de saberes de otros productores del país, compartir experiencias para poder llevarlas a la práctica y así mejorar lo que hacemos”.

Por su parte, también estará presente el grupo de hilanderas Camañ Somo –Mujeres Artesanales en mapuche-. Las mujeres de Gobernador Gregores, Santa Cruz, participarán del camino de la Tradición con productos realizados con técnicas de hilado artesanal con rueca, a partir de lanas de oveja y guanaco.

Desde la ciudad bonaerense de Olavarría llegaron Ana María Otermín y María Iriarte de Aramburu. Ambas representantes del grupo Tranqueras del Centro y participarán en el camino del Turismo.

En cuanto a las expectativas con las que llegaron a Buenos Aires, coincidieron en que, si bien participaron de otras ferias, esta en especial les genera “mucha alegría y algo de nerviosismo” por la gran cantidad de visitantes que convoca la muestra. “Buscamos mostrar nuestros productos, generar contactos con otros colegas y poder recatar experiencias de otros lugares”.   

Marisel Castillo llegó desde Seclantas, Salta, y es una de las representantes del grupo Comunidades Unidas de Molinos. “Traemos artesanías en lana de oveja, que lo fabricamos desde el criado de la oveja hasta un tejido textil que sale a la venta”. Castillo trabaja hace una década junto al INTA y explicó que “la articulación con el organismo va más allá de la producción, gracias al INTA conseguimos agua potable y el mejoramiento del riego”.

Fotos: Caminos y Sabores

Adrián Gargicevich, coordinador nacional del Programa Federal de Apoyo al Desarrollo Rural Sustentable (Profeder)