08 de marzo de 2016

Desarrollo agroindustrial, la propuesta del INTA en Expoagro

De la mano del Ministerio de Agroindustria de la Nación, el instituto participa de la muestra en Ramallo. Amadeo Nicora –presidente del organismo– encabezó un encuentro para promover el ordenamiento territorial.

  • 0

Con el foco puesto en producir con sustentabilidad y eficiencia para el desarrollo agroindustrial y agroalimentario nacional y una amplia propuesta de eventos y dinámicas de agricultura de precisión –que por primera vez se integran al programa de la muestra–, el INTA tiene un lugar destacado en la décima edición de Expoagro, de la mano del Ministerio de Agroindustria de la Nación. En el primer día, Amadeo Nicora –presidente del instituto– encabezó un encuentro organizado con el apoyo de las carteras nacionales de Agroindustria y Ambiente para impulsar procesos de ordenamiento territorial.

“El municipio es el gestor político del territorio que muchas veces presenta intereses contradictorios entre lo urbano y lo rural”, aseguró Nicora durante la apertura del evento “Desafíos municipales: Producción y sustentabilidad”. Y agregó: “En este contexto, deberían tenerse en cuenta las herramientas técnicas que ayuden a la toma de decisiones acertadas y satisfagan estos dos ámbitos”.

Del encuentro, que se llevó a cabo en el auditorio del Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina –IPCVA–, participaron Mariano Bosch y Héctor Espina, vicepresidente y director nacional del INTA respectivamente; Lucas Delfino, subsecretario de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación; Jimena Capese, del área de Ciudades Sustentables del Ministerio de Ambiente; entre otras autoridades, intendentes, secretarios de producción municipales, medios de comunicación y público en general.

Nicora señaló la importancia del ordenamiento territorial para trabajar la relación campo-ciudad y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, en complemento con el abordaje de otras áreas como cambio climático, gestión de residuos, control en el uso de fitosanitarios y agroecología. “Este trabajo tiene que realizarse con todos los actores y sectores involucrados”, remarcó.

A su turno, Espina se refirió al trabajo del instituto en esta temática. “Hace tiempo que trabajamos estos temas en el INTA y organizamos este evento para convocar a los intendentes de la zona y que ellos puedan ponerse en contacto con herramientas y tecnologías que disminuyen las problemáticas ambientales en los territorios”.

Por su parte, Delfino expresó que “es un gusto participar de esta jornada donde lo relevante es pensar el rol de los municipios y de los intendentes frente a estas problemáticas y el costo que representan para una comunidad”. Y continuó: “Es la oportunidad de lograr un trabajo articulado que favorezca el desarrollo local donde se beneficien todos”.

En consonancia, Capese destacó el potencial de la articulación entre diferentes áreas del Estado e invitó a las tres instituciones a “trabajar en conjunto por los intereses comunes”.

Amadeo Nicora –presidente del instituto– encabezó un encuentro organizado junto con las carteras nacionales de Agroindustria y Ambiente para impulsar procesos de ordenamiento territorial.

Una agenda propia

Con la mirada puesta en el desarrollo agroindustrial y agroalimentario nacional, el INTA presenta ensayos, experiencias y tecnologías para mejorar los procesos de valor agregado en origen, agricultura de precisión, bioenergía, riego, gestión de efluentes y cosecha de forrajes y cereales.

“Agregar valor y trabajo en origen a los productos primarios es una oportunidad, debido a que requiere la aplicación de mayor tecnología y potencia otras cadenas alimentarias con ventajas comparativas y competitivas”, explicó Alejandro Saavedra, coordinador del proyecto “Procesos productivos agroindustriales para agregar valor en origen en forma sustentable” del INTA.

En la jornada inaugural, Mario Bragachini, coordinador del Proyecto Integrador 1 “Procesos tecnológicos para agregar valor en origen en forma sustentable” del INTA, destacó el rol del asociativismo en estos procesos. “El valor agregado en origen asociativo con participación directa de los productores en eslabones de industrialización y acceso directo a los consumidores es la llave que utilizamos para lograr más trabajo, renta distributiva y pymes competitivas y la herramienta para recuperar la competitividad del pequeño y mediano productor en base a su trabajo genuino”, analizó.

En cuanto a agricultura de precisión, Juan Pablo Vélez –del INTA Manfredi– remarcó el trabajo del instituto para promover la adaptación de las herramientas de “agricultura digital o de precisión” a las condiciones productivas del agro argentino. “Es un área que implica la generación de información agronómica, cuyo manejo es fundamental para la toma de decisiones”, acentuó Vélez.

De acuerdo con el técnico, estos dispositivos realizan relevamientos georreferenciados que facilitan la aplicación de un manejo productivo específico por ambiente. Así, destacó el uso de drones, como “plataformas para transportar diferentes tipos de sensores que, a través de las imágenes registradas, permiten la elaboración de índices productivos”.

Con relación a bioenergía, el stand del INTA incluye la exposición de sistemas de gasificación y de biodigestión anaeróbica para elaborar energía en origen a partir de biomasa. “Estos procesos requieren la reutilización de los residuos agropecuarios e, incluso, pueden realizarse a partir de la producción de cultivos energéticos como maíz, sorgo y algunos tipos de gramíneas”, detalló José María Méndez, del INTA Totoras.

“La generación de bioenergía incrementa la demanda de la mano de obra, permite el desarrollo agroindustrial en aquellos territorios donde no hay energía y mejora la calidad de vida de la gente que vive en esos lugares”, explicó Méndez. En esa línea, destacó el potencial de la Argentina en esta temática y su inclusión en Expoagro como aspecto estratégico.

Por su parte, Aquiles Salinas –especialista en riego del INTA Manfredi– presentó las diferentes herramientas trabajadas por el instituto para optimizar el uso del agua en los establecimientos agropecuarios, así como otras tecnologías asociadas como estaciones meteorológicas y dispositivos para medir la humedad del suelo.

“El agua es de todos, pero el que tiene la posibilidad de utilizarla debe hacerlo con la máxima eficiencia, ya sean producciones agrícolas, hortícolas, frutales o pecuarias”, señaló Salinas, quien además resaltó el impacto positivo del manejo hídrico en el rendimiento de los cultivos extensivos –soja, maíz y trigo–. Las últimas novedades vinculadas con esta temática estarán presentes en la V Reunión Internacional de Riego, que se realizará el 26 y 27 de octubre en Manfredi.

A su turno, Nicolás Sosa, también del INTA Manfredi, explicó que “la intensificación y concentración de la producción en los sistemas pecuarios trae aparejado el problema de la generación y acumulación de efluentes y residuos sólidos”. En ese sentido, ponderó la necesidad del manejo de efluentes y aseguró: “El objetivo es disminuir la carga contaminante que poseen, para no ocasionar daños y aprovecharlos como insumo productivo”.

Finalmente, Federico Sánchez, del Proyecto Tecnologías en Forrajes Conservados de Alta Calidad del INTA, destacó el aumento de 20 veces de la superficie destinada a henificación en las últimas décadas. “Actualmente el heno de alfalfa, además de ser considerado una fuente de fibra clave, se revalorizó como fuente de proteína de alta calidad al ser incluido como parte de la ración”.

Su incorporación a la dieta produjo “un incremento en la calidad, a partir de una mejora en los procesos de henificación y la incorporación de nuevas tecnologías”, continuó Sánchez. Este sector, en auge y fundamental para el desarrollo ganadero, será el eje de la 7° Jornada Nacional de Forrajes Conservados, que se llevará a cabo el próximo 27 y 28 de abril en Manfredi.