09 de julio de 2016

Emprendimientos familiares: Del territorio al plato, la receta del éxito

De la mano de la reconocida chef Magda Choque Vilca, Caminos y Sabores se llenó de tradición con recetas en base al fruto del trabajo de productores familiares que llegaron de la mano del INTA y la Fundación ArgenINTA.

  • 0

En el marco de Caminos y Sabores, la reconocida chef Magda Choque Vilca compartió con los visitantes recetas con ingredientes, fruto del trabajo de los 15 grupos de productores familiares que llegaron a la muestra de la mano del INTA y la Fundación ArgenINTA. La muestra se realiza en La Rural hasta el domingo 10 de julio.

Para Magda Choque Vilca –ingeniera agrónoma y chef– la idea es que “al comprar un producto, se conozca, se sienta, se perciba y se vivencie la historia de vida de cada uno de ellos”. Asimismo, destacó el trabajo del INTA y su fundación: “Son organismos que recorren el territorio, de norte a sur y de este a oeste, y que facilitan procesos para poner en valor estos productos que salen de la tierra para ir a la mesa”.

En esa línea, agregó: “Este trabajo se realiza desde un punto de vista tecnológico y también afectivo, porque cada uno de ellos convive, facilita, promueve procesos localmente con acciones regionales o globales”.

Esta iniciativa potencia el acercamiento de los productos regionales de la agricultura familiar con los consumidores y visitantes de la muestra a fin de favorecer el acceso a nuevos mercados de los pequeños productores y compartir con el público los sabores locales.

Hugo García, director ejecutivo de la Fundación ArgenINTA, destacó la importancia la línea de apoyo a la comercialización de los productos de la agricultura familiar: “Dentro de esa línea, una de las estrategias es tratar de que los productos sean conocidos y demandados en el mercado de Buenos Aires y otras grandes ciudades”.  En este sentido, destacó: “Para eso se organizan actividades bajo el lema Del territorio al plato, en las que se comparten recetas tradicionales con productos regionales”.

García aseguró que “si los grandes mercados demandan más productos regionales, los emprendedores familiares podrán colocar allí sus productos de manera continua, con lo cual mejorarán sus ingresos y su nivel de vida”.

Mediante la participación en ferias, se fomenta el acercamiento de los productos regionales de la agricultura familiar con los consumidores.

Un mosaico de identidades

Existe un vínculo estrecho entre el campo y la mesa de las familias que se ve reflejado en los alimentos consumidos y en las cocinas regionales. Es allí donde se visualiza el amplio mosaico de identidades y saberes locales.

Con la participación de los emprendedores familiares en este tipo de muestras se potencia la puesta en valor de los productos representativos de cada territorio y su posicionamiento dentro y fuera del mismo.

De este modo, se busca generar nuevas oportunidades comerciales para los productores familiares y promover la inserción de sus productos en circuitos de comercialización más amplios y su consumo en otras regiones del país.

Desde 2005, el INTA acompaña la participación de más de 350 productores en Caminos y Sabores, pertenecientes a 175 grupos y proyectos, lo que grafica la representación federal del organismo y de la Fundación ArgenINTA.

Así, se genera conocimiento y se rescatan saberes que mejoran la competitividad del sector agroindustrial argentino en un marco de inclusión social y desarrollo territorial sustentable.