COVID-19 | 11 de mayo de 2020

Cómo producir plantas y flores ornamentales en cuarentena

Desde el INTA brindan una serie de recomendaciones de seguridad y cuidados extremos para evitar la propagación del virus. Producción y distribución, los eslabones de la cadena más vulnerables.

  • 0

En el marco de la cuarentena administrada, la cadena productiva y comercial de flores y plantas ornamentales podrá transitar de modo interjurisdiccional y deberán cumplir con las recomendaciones de seguridad y cuidados de todos los trabajadores, establecidos en el protocolo que establecen los lineamientos de buenas prácticas para evitar la propagación del COVID-19.

Si bien no hay constancia de que esta enfermedad pueda transmitirse mediante las plantas y flores, se destaca la importancia central de resguardar la salud de los trabajadores, clientes, choferes u demás operadores al desempeñar sus tareas para prevenir el contagio entre personas.

Así, entre las recomendaciones generales, se destacan las referidas a los establecimientos productores que requieren encuadrarse entonces con las buenas prácticas de manipulación. Todas ellas, centradas en el cumplimiento de los procedimientos de limpieza y desinfección en general, extremando la higiene del personal y la organización de las tareas habituales.

A su vez, se debe capacitar al personal en la detección de síntomas de la enfermedad y verificar que el personal encuadrado como de riesgo no esté en accesos a terceros ni brindar atención directa al público. Además, se debe dividir las jornadas de trabajo en guardias de trabajo para minimizar el número de personas en contacto.

En todo caso, resulta clave el lavado de manos frecuente con jabón, antes, durante y después realizar sus tareas, mantener una distancia prudente de un metro y medio entre personas al hacer una fila, trabajar o circular dentro de la unidad productiva en general.

No se deberá compartir el mate, vasos o cubiertos, ni saludarse con un beso, abrazo ni con la mano. Estornudar en el pliego del codo, evitar el contacto de las manos con el rostro y asegurar en las unidades productivas la disponibilidad constante de jabón líquido, toallas de papel de secado de un solo uso y líquido desinfectante.

En todo caso, se debe evitar el ingreso de personas ajenas a la unidad productiva. Ante la presencia de terceros mantener distancia preventiva y se recomienda implementar registro de control de temperatura para el personal.

Al entrar en los sectores de laboreo, recolección y cosecha utilizar ropa exclusiva para el trabajo. Es recomendable el uso de camisa y pantalón largo, como así también sdoptar protocolos de limpieza y desinfección para instalaciones, pisos, superficies, equipos, personal.

Es importante que no participen del armado de bolsones, personas con fiebre y/o síntomas de ninguna enfermedad respiratoria ni digestiva. Determinar un área permanente de trabajo para la fragmentación de productos y preparación de bolsones, de modo de monitoreo y asegurar su limpieza.

equipar al personal que va a manipular y envasar los productos con guantes descartables, barbijo y cofia para minimizar el contacto con la cara y evitar contaminación de envases.

Con respecto a la carga y transporte en vehículos, se deberá asegurar que el transporte, así como los equipos de conservación en el caso que se requiera, estén limpios y desinfectados, realizándose la sanitización de estos luego de cada recorrida de reparto.

El transportista deberá cumplir los requisitos de salud establecidos para todos los operadores de la cadena de distribución. Los participantes de la carga, deberán lavarse las manos con agua segura y jabón líquido.

No compartir la cabina del vehículo, definfectar manos, volante y palanca de cambios con frecuencia, ventilar los vehículos entre turnos de trabajo y ampliar el horario de lavado del vehículo para evitar la mayor concentración de transportistas.

En lo posible, es importante esperar turnos de carga y descarga arriba del camión, así como mantener distancias mínimas (1,5 metros) con respecto a otras personas. Se deberá contar en la cabina con alcohol en gel o preparado de alcohol 70 %, y no compartir mates, botellas, vasos, teléfonos, herramientas y/o equipamientos con otras personas. En caso de necesidad de hacerlo, desinfectar preventivamente.

Para el caso particular de transporte de las frutas y hortalizas desde las unidades productivas se recomienda verificar en cada jurisdicción si se exige, a escala local, la emisión de algún documento/guía que autorice la circulación de la producción y que el transportista deba llevar al momento del traslado para presentar ante control.

> Tener en la cabina sobres para colocar la documentación de circulación, remitos, facturas u otra documentación necesaria para la operatoria. Desinfectarse las manos cada vez que se manipulan estos papeles.

> Al momento de la carga y descarga del transporte, utilizar barbijo y tener las manos higienizadas, para lo cual es recomendable que el transportista y quienes efectúen la carga/descarga cuenten con alcohol en gel en la unidad o preparado de alcohol 70%.

Todas las medidas anteriormente descriptas deberán repetirse durante el traslado en la ruta, en los nodos de distribución, traslados, puntos de venta y servicios de delivery o envíos puerta a puerta.

También puede interesarte